Niños es ¡hora de desayunar!

0

IMG_9105

  • Una buena nutrición ayuda a los pequeños a crecer y a desarrollar su potencial.

Más de uno y más de una vez, sale de casa sin desayunar. Los motivos suelen ser infinitos, como desvelarse por un proyecto escolar o simplemente salir de prisa rumbo al trabajo. Pero ¿qué pasa con los niños? De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), la población infantil es un grupo especialmente vulnerable a desequilibrios nutricionales¹. De ahí la importancia del des-ayuno, es decir, cortar con el ayuno que se prolongó durante las horas de descanso.

Recordemos que durante la noche, el organismo sigue realizando actividades para recuperarse del día: reparando tejidos, liberando hormonas que regulan el desarrollo y el hambre o, recuperando energía, ya que los músculos se relajan y se distribuye la sangre a todos los músculos con mayor intensidad. Para los niños, particularmente, el sueño es reparador, pues la hormona del crecimiento se libera y, por ello, al despertar es necesario desayunar e incluir tres grupos de alimentos: frutas y verduras, alimentos de origen animal y leguminosas, y cereales.

Al ser el primer alimento del día, el desayuno ayuda a proporcionar a tu organismo la energía y los nutrientes para comenzar con tu rutina diaria.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que muchos niños que viven en países en desarrollo no alcanzan a ampliar su potencial porque viven en condiciones de pobreza. No cuentan con una nutrición y cuidados adecuados, por lo que su aprendizaje es limitado². En este mismo sentido, la FAO, advierte que los niños que padecen hambre o que reciben una alimentación de mala calidad tienen más probabilidades de crecer más lentamente o menos de lo debido; tener poca energía para aprender o realizar alguna actividad física y presentar anemia y/o deficiencia de vitamina A o yodo. En cambio, los niños que se alimentan de manera equilibrada y con alimentos variados crecen y se desarrollan sanos y fuertes; tienen suficiente energía para estudiar y jugar, y están mejor protegidos contra enfermedades.³

Kellogg, convencido del poder del desayuno, se alía a Bancos de Alimentos de todo Latinoamérica con su programa Desayunos para Mejores Días, una iniciativa que contempla la entrega de desayunos a niños de escasos recursos, en aras de apoyar en el combate del hambre.

Así, la campaña Desayuno para Mejores Días de Kellogg busca expandir los programas de desayuno; maximizar la donación de producto; y promover el mensaje de la importancia de desayunar.

Súmate a la campaña y apoya los esfuerzos para combatir el hambre. Por cada empaque marcado que compres, la compañía donará una porción de sus productos al Banco de Alimentos de México (BAMX), una organización que ayuda a distribuir alimento en las comunidades más alejadas; a fin de que más niños cuenten con un desayuno diario.

Esta Navidad ayuda a quien más lo necesita #DesayunosParaMejoresDías

Además, te invitamos a mirar este video y ayúdanos a donar porciones de cereal a los niños que más lo necesitan http://on.fb.me/1NsSYiL

Tambien te puede interesar