Plan perfecto

La comedia romántica ha sido favorita para muchas mujeres y alguno que otro caballero por décadas y décadas. Pero a veces la fórmula parece gastada, los protagonistas y personajes aburridos o superficiales y las películas pasan a ser “una más” para dominguear.

En esta ocasión sucede algo diferente: la directora, escritora y protagonista de “Plan perfecto” (Friends With Kids) se dio a la tarea de observar bien el comportamiento y los cambios que ocurren en las personas cuando ya no se está en búsqueda del cuento de hadas sino que buscan el mejor compañero para la vida real.

En “Plan ” protagonistas son los mejores amigos del mundo

Son prácticos y realistas. Para ella, Julie, a su edad los divorciados son la opción: ya metieron la pata con la esposa y ahora buscan el verdadero amor sin la presión de los veintes. Para él, Jason, el amor viene cada noche en un empaque nuevo. Entonces “sacan la conclusión” de que para encontrar a la mejor pareja posible hay que haber pasado por desilusiones y haber procreado; todo mientras el reloj biológico hace tic-tac, los matrimonios cercanos parecen estar en el caos continuo y la vida parece no traer lo que se busca.

¿Por qué no tener un hijo juntos si ambos lo desean, el otro puede ser el progenitor ideal y se tienen un profundo cariño el uno por el otro?

Muchas cosas podrían salir mal, claro, como es ser padres y madres, ¿no? No hay fórmula perfecta pero sí momentos divertidos, inteligentes y algunos, predecibles.

No se preocupen, es una película que deja una buena reflexión sin dejar el corazón destrozado. Sí, cumple con la fórmula pero nos da un plus. Vayan a ver de qué les hablo.

También podría gustarte

Comentarios