Adelgaza con ayuda de los líquidos que bebes a diario

0

Adelgaza con ayuda de los liquidos que bebes a diario

Cuando deseas bajar de peso, quizá las dietas no sean lo más recomendable. Es decir, nadie duda de su efectividad, sin embargo pueden resultar demasiado drásticas y que tú desistas a la menor provocación. Sin embargo, comenzar con cambiar ciertos hábitos, puede ser de gran utilidad, pues es una modificación gradual a tu rutina.

En esta ocasión te sugerimos algo muy fácil: modifica lo que bebes y cómo lo haces.

  1. Agua tibia. Bebe un vaso de agua tibia en ayunas por la mañana, eso ayudará a que tu cuerpo se desintoxique y acelerará los procesos de digestión.
  2. Agua, agua y más agua. En otras ocasiones ya lo hemos recomendado, pero por favor, no lo olvides y carga a todos lados tu botella de agua. Mitigarás las ganas de comprar cualquier otra cosa porque te sentirás satisfecha. Además, ganas por partida doble e hidratas tu piel.
  3. ¡Quiero un refresco! Sabemos que en ocasiones el antojo es más grande y, de hecho, es un gusto que puedes darte de vez en cuando, una vez a la semana, por ejemplo. ¡Pero ojo! Cuida las cantidades. Ya existen presentaciones muy cómodas de 255 y 300ml con los cuales puedes saciar el antojo y no excederte.
  4. ¿Jugos? Otro antojo que puede surgir son los jugos, sin embargo, éstos también contienen altas cantidades de azúcar. La recomendación es que rebajes la bebida a la tercera parte, por ejemplo, si beberás en un vaso de 300ml, calcula poner 200 de jugo por 400 de agua, así disminuyes el consumo calórico y no te quedas con el antojo.
  5. Los tés. Beber té es de gran ayuda, sobre todo, el té verde que funciona como depurador. Bébelo por las noches, en lugar de café, y sin azúcar.
  6. ¡No puedo dejar el azúcar! Si no logras seguir estos consejos al pie de la letra, no te preocupes. Hazlo poco a poco, a tu ritmo. Quizá no puedas dejar de tajo el azúcar en el té o el café, pero puedes comenzar disminuyendo la cantidad que ingieres. Si estás muy acostumbrada a los refrescos y jugos comienza por tomarlos un día menos, después dos y así hasta eliminarlos por completo de tu dieta. Todo a tu ritmo, recuerda que nadie conoce mejor tu cuerpo que tú.

Tambien te puede interesar