Alternativas ecológicas para tu menstruación

0

Porque las mujeres de hoy estamos concientes de la importancia del cuidado del medio ambiente y siempre buscamos opciones que contaminen menos, ya sea en la casa o la oficina, ahora también lo podremos hacer en nuestra higiene íntima.

¿Sabías que una mujer a lo largo de su edad fértil usa entre 10 mil y 16 mil toallas sanitarias y tampones y que éstos tardan en desintegrarse entre 500 y 800 años?

A continuación te presentamos tres alternativas ecológicas para tu menstruación que además de facilitar tu vida, tu bolsillo se verá beneficiado a largo plazo y por su puesto contribuirás a la conservación del medio ambiente.

toallas

Foto: Pinterest Caitlin Pfeiffer

Toallas reusables

Estas compresas están hechas de algodón, lo cual permite que tu piel no se irrite y se ventile correctamente, además no tienen químicos que intervengan con el pH y que te provoque alguna infección.

Se lavan en casa y con los cuidados necesarios duran alrededor de 10 meses. Las consigues en tiendas de productos ecológicos o incluso las puedes hacer tú.

Esponjas del mar

Si te sientes más cómoda con los tampones pero tienes miedo de padecer el Síndrome de choque tóxico (TSS, por sus siglas en inglés), estas esponjas 100% naturales serán tus mejores aliadas.

No contienen fibras sintéticas y su uso es muy fácil: para limpiarlas sólo se enjuagan con agua potable y se colocan de nuevo; al término de tu ciclo menstrual se desinfectan en un vaso con sal de mar, bicarbonato de sodio, vinagre de manzana o agua oxigenada durante 10 minutos.

Su periodo de utilidad es de tres a 12 meses con los cuidados debidos. No te preocupes si tienes miedo de estar acabando con estos seres vivos porque es un recurso renovable. Y hasta el momento no se les asocia con ninguna infección.

copa

Foto: Pinterest shop.menstrualcup.co

Copa menstrual

Está hecha de silicón de grado médico, es hipoalergénica, está libre de guardar aromas y respeta la mucosidad de tu vagina por no contener ningún agente químico, lo que evita infecciones. A comparación de las toallas, sólo la tienes que vaciar de 2 a 4 veces al día y puedes dormir con ella. Es recomendable para mujeres con flujo abundante y cólicos, además se coloca en la parte inferior de la vagina al contrario de los tampones.

Para limpiarla únicamente necesitas agua y jabón y debes de esterilizarla en agua hirviendo durante 10 minutos antes y después cada menstruación. Si sigues las instrucciones de uso, su vida útil puede ser de hasta 10 años. Se adquiere en Internet o tiendas de productos ecológicos.

Costos

Su precio es costoso en un principio si lo comparas con el de toallas femeninas y tampones desechables, pero a largo plazo tu bolsillo te lo agradecerá.

Considera estas opciones para hacer más llevadero tu ciclo menstrual y que no te impida realizar tu vida.

Tambien te puede interesar