Aprende a diferenciar el vértigo de un simple mareo

Vértigo
iStockphoto/Thinkstock

En el mundo, de un 15 a un 25% de la población padece de vértigo. Las cifras indican, que después de los 40 años de edad el 40% de las personas sufren de este padecimiento. Es una enfermedad que en muchas ocasiones  es confundida con un simple mareo, ya que presenta síntomas similares como las nauseas y la inestabilidad al andar, pero la realidad es que el vértigo va más allá.

De acuerdo con el Dr. Ignacio Mora, Presidente del Consejo Mexicano de Comunicación, Audiología, Otoneurología y Foniatría, el vértigo es una enfermedad que se caracteriza por la perdida de la ubicación exacta de quien la padece. También provoca en los pacientes la sensación de que todo gira alrededor de sí mismo.

 

Causas del vértigo

Una de las principales causas del vértigo es la perturbación en el sistema vestibular, es decir, en una parte del oído interno.

Pero ¿por qué si siento vértigo mi problema tiene que estar relacionado con el oído?

La respuesta es simple, ya que el sentido del equilibrio está localizado en el oído interno. Y la mayoría de las veces, el vértigo tiene una causa periférica que se produce por un problema en el oído ó en el nervio vestibular.

 

Tipos de vértigo

Sentir vértigo, puede ser una padecimiento desencadenado por varios factores, por lo tanto se divide en diferentes tipos de vértigo:

Vértigo
Photodisc/Thinkstock

–       Vértigo de tipo periférico: Es aquel que presenta crisis súbitas de poca duración, quizás minutos a horas y se acompaña de manifestaciones auditivas como la sensación de plenitud, disminución de la percepción al sonido (hipoacusia) y sensación de percepción de ruido o zumbidos (acúfenos), así como sudoración, aumento de la frecuencia cardiaca-taquicardia, hipotensión y náuseas. La aparición del vértigo periférico es brusca (ante cambios posturales) de corta duración, con sensación de giro del entorno y una rápida recuperación.

–       Síndrome de Ménière: Se origina por el incremento de las presiones de los fluidos propios del oído interno. En este caso, los cuadros de vértigo duran de minutos a horas y se asocian con la sensación de opresión en el oído y la falta de audición y zumbidos en el oído. Entre los ataques suele persistir una inestabilidad al andar.

–       Vértigo de origen central: Se caracteriza por ser continuo, dura días y no existen alteraciones auditivas ni hay síntomas neurovegetativos. Puede deberse a lesiones en el Sistema Nervioso Central.

–       Vértigo Posicional Paroxístico Benigno (VPPB): Es el tipo más frecuente de vértigo pues ocurre cuando la cabeza cambia de posición. El cambio de su orientación espacial y  la fuerza de gravedad provoca un movimiento de los cristales (otolitos) dentro del oído, lo que causa la sensación súbita de vértigo.

 

¿Cómo diagnosticar el vértigo?

Antes de tomar cualquier medicamento indicado para este padecimiento, es importante que acudas con un especialista certificado. El Consejo Mexicano de Comunicación, Audiología, Otoneurología y Foniatría tiene un directorio de especialistas que te pueden apoyar.

Cuando acudas con el especialista, además de revisar tu historial médico, es casi un hecho que tendrás que someterte a ciertos estudios como: pruebas vestibulares, impedanciometría y audiometría y si son necesarios otros estudios de laboratorio o gabinete.

Obteniendo los resultados de estas pruebas, tu médico podrá realizar un diagnóstico más acertado y así seleccionará un tratamiento especial para tu caso.

 

Si tienes más duda sobre el tema, escríbenos o entra a la página de COMCAOF para realizar la búsqueda de tu especialista más cercano: www.comcaof.org

 

 

También podría gustarte

Comentarios