Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

El arándano: un fruto con grandes beneficios

Además de ser un snack saludable, puede coadyuvar en la prevención del cáncer y la cistitis y colesterol

El arándano es una fruta de la familia de las moras. Se emplean para preparar un sin fin de platillos que además de resultar muy atractivos a la vista, adquieren un toque de sofisticación único y un sabor exquisito capaz de satisfacer hasta los paladares más exigentes. Además son muy versátiles ya que pueden emplearse frescos (en México sólo están disponibles en invierno, así que pueden congelarse para usarse todo el año), deshidratado, en jalea y en jugos.

Lo más asombroso es que sus propiedades son  benéficas a la salud  como antibacterial, antiviral, anti cáncer, antioxidante y antiinflamatorio.

Blumberg JB, Camesano TA, Cassidy A, et al. Cranberries and their bioactive constituents in human health. Adv Nutr 2013; 4(6): 618-632.

De manera natural, los arándanos son muy ácidos por lo que los productos se infusionan con azúcar para adquirir palatabilidad. Se añade la cantidad exacta de azúcar para que pueda ser atrapada por las propias fibras del arándano y sea liberada lentamente al torrente sanguíneo sin causar daños a la salud.

También me gustaría comentar que existen versiones de productos de arándano con edulcorantes no calóricos para aquellos que así lo prefieran, y eso sí que es asombroso.

Así es que la invitación es a aprovechar al arándano como vehículo de nutrimentos que nuestro organismo necesita todos los días para funcionar, como la fibra, vitaminas A y E, minerales como el potasio y compuestos fenólicos, al mismo tiempo que disfrutamos de su delicioso sabor. Ya sea en jugo o deshidratados cuando estamos de prisa; o en exquisitas recetas como fajitas de pollo con arándanos y champiñones, ensalada de arándano con betabel y queso de cabra, crema de almendras con arándanos, muffins de manzana y arándanos, tacos con carne de cerdo, nueces y arándanos, salsa de chipotle y arándano, barritas de quinoa, canela y arándanos; cualquier receta que se te ocurra seguramente será un manjar.

Recuerda que una porción de fruta equivale a ¾ taza de arándanos frescos, de taza de arándanos deshidratados, 1 taza de jugo de arándano o taza de jalea, así es que elige la que desees y empieza a alcanzar tu cuota diaria de frutas desde hoy.

Dra. Esther Schiffman Selechnik Nutrióloga y especialista en obesidad y comorbilidades

Disminuye la inflamación y tus niveles de colesterol con los fitonutrimentos del arándano

Al escuchar la palabra inflamación seguramente pienses en cuando te sientes hinchad@, pesad@, lent@ y aunque sí se siente así cuando algo te cae mal al estómago, en esta ocasión me refiero a una inflamación interna que continuamente nos ocurre como medida protectora ante ciertos ataques a los que estamos expuestos constantemente. Entre dichos ataques, los más comunes son por virus y bacterias así como por los radicales libres formados por los rayos ultravioletas del sol, la contaminación, la falta de sueño y el estrés con el que vivimos en el acelere de la actualidad.

Esta inflamación provoca la oxidación del colesterol de baja densidad (LDL) que circula en nuestra sangre y favorece su adhesión a las paredes de las arterias incrementando el riesgo de infartos, trombos y muerte por enfermedad cardiovascular. Otro de los efectos relacionados con la inflamación son los problemas gastrointestinales como la colitis, que se da a partir de la propia protección del cuerpo ante algunas bacterias o virus que atacan la flora intestinal y provocan molestias que además de ser muy dolorosas, dañan lentamente el sistema inmunológico, incrementando el riesgo de otro tipo de enfermedades.

Por ello es importante brindar a nuestro cuerpo una elevada dosis de fitonutrimentos antioxidantes que eviten estos daños provocados por la inflamación. Esto puede lograrse consumiendo diariamente arándanos y jugo de arándano porque su concentración de estas sustancias es tan alta que sus efectos benéficos son inmediatos.

Un ejemplo es el estudio canadiense en ratones a los que se les indujo colitis con bacterias muy agresivas y que demostró cómo los fitonutrimentos del arándano lograron disminuir la severidad de la enfermedad, el daño al colon y las citicinas inflamatorias circulantes (IL, 1b, IL-6, IFNg, y TNFa) al mismo tiempo que incrementaron la expresión de genes involucrados en la promoción de la función del sistema inmunológico.

Monk J, Lepp D, Power K, et al. Diets enriched with cranberry beans alter the microbiota and mitigate colitis severity and associated inflammation. The Journal Of Nutritional Biochemistry J 2016;28:129-139

 

Otro estudio canadiense reveló que el tratamiento con extracto de arándano por 8 semanas en ratones alimentados con una dieta alta en azúcares y grasas, logró disminuir la ganancia de peso esperada con esta dieta, la grasa a nivel visceral (que es la más peligrosa), el peso del hígado, la acumulación de grasa en el hígado, los niveles de colesterol LDL y los marcadores inflamatorios intestinales, a la vez que incrementaron la sensibilidad a la insulina después de una prueba de tolerancia oral a la glucosa, no dejando duda alguna de que los arándanos son aliados para disminuir la inflamación y la mayoría de los factores del síndrome metabólico que ponen en riesgo la salud del corazón. Además de medir directamente los niveles de citocinas o factores inflamatorios, una manera de evaluar los efectos benéficos de un alimento en la inflamación es mediante la determinación de edemas (midiendo mieloperoxidasa (MPO) y TBARS) y la actividad de las catalasas (CAT). Una prueba más clara del efecto antiinflamatorio del arándano está en que estudios han demostrado una disminución significativa del CAT y de los niveles de MPO y TBARS (hasta en un 70%) gracias a la quercetina, rutina y los demás fitonutrimentos antioxidantes contenidos en esta deliciosa mora.

Así es que si en tus análisis de sangre (perfil de lípidos) muestran elevados niveles de colesterol total y/o de colesterol LDL; si tienes hipertensión arterial, colitis, enfermedades inflamatorias intestinales; o si tienes historia familiar de alguna de estas patologías, no dudes en beneficiarte de este remedio natural que puede ayudarte a mejorar tu función arterial y a tu sistema digestivo para que te sientas mucho mejor.

Dra. Esther Schiffman Selechnik Nutrióloga y especialista en obesidad y comorbilidades 

 

El efecto protector del arándano contra los rayos ultravioleta (UVB) del sol a los que estamos expuestos todos los días

Pues aunque parezca algo mágico, algunos alimentos llamados funcionales poseen estas sustancias increíbles que al consumirlas de manera frecuente y en cantidad suficiente, podrían tener el potencial de alargar la vida de nuestras células, evitar el daño de su material genético y prevenir las principales enfermedades que nos están matando lenta o rápidamente en la actualidad. Entre las sustancias que más efectos significativos han demostrado están las vitaminas C y E y los compuestos fenólicos, por lo que el consumo de frutas es la mejor opción para obtenerlas. El arándano es una de las frutas que ha demostrado, con diferentes escalas y métodos, una mayor capacidad antioxidante al contener no sólo elevadas concentraciones de vitamina C y vitamina E, sino además una gran variedad de compuestos fenólicos como proantocianidinas, ácido hidroxibenzoico, antocianinas y quercetina.

Lo mejor de todo es que estudios han encontrado similares beneficios antioxidantes en todos los productos de arándano (jugo, extracto, deshidratados, polvo o jalea). Un estudio encontró un aumento hasta por 7 horas en las concentraciones de antioxidantes en plasma inmediatamente después de tomar jugo de arándano. Otro estudio de Wu y colaboradores mostró cómo las catequinas presentes en la piel y en las semillas del arándano protegen a las células de la epidermis del daño inducido por la radiación ultravioleta B (UVB), posiblemente disminuyendo el estrés oxidativo, la producción de H2O2 y la activación de JNK que se requiere para inducir la apoptosis (muerte) de los keratinocitos expuestos a estos rayos tan dañinos.

Su efecto es tan potente debido a la sinergia de todas estas sustancias presentes en el arándano, que existen diversas líneas de investigación acerca del consumo de arándano y la disminución del riesgo de cáncer, no sólo de piel, sino de todos los tipos de tumores que se conocen en la actualidad.

Por ello, todo indica que el consumo frecuente de arándanos, en cualquier presentación, podría ser un agente anti-envejecimiento para el cuidado de la piel, pero también un nutracéutico natural que nos ayudará a vivir más tiempo, que a fin de cuentas, es lo que todos queremos.

Dra. Esther Schiffman Selechnik Nutrióloga y especialista en obesidad y comorbilidades 

 

¿Qué esperas para recibir los efectos benéficos  que te brindan los deliciosos arándanos en cada una de sus prácticas presentaciones: al natural, deshidratados, en jalea o en jugo?

 

Por:  Dra. Esther Schiffman Selechnik 

 

También podría gustarte
Comentarios