Balance energético contra el sobrepeso

Balance energético
iStockphoto/Thinkstock

Todas tenemos rutinas establecidas: el café por la mañana acompañado de un pan o una barra energética como único desayuno por las prisas, el tráfico y tanto trabajo que además deja poco tiempo para hacer ejercicio. Nuestros hábitos alimenticios están totalmente inclinados hacia lo que nos hace daño. Es tiempo de empezar a hacer conciencia de lo que comemos y sus repercusiones en nuestra salud, para ello te servirá mucho aprender a llevar un balance energético en tu alimentación.

Balance energético contra el sobrepeso
iStockphoto/Thinkstock

¿Qué significa el balance energético?

Es tan simple como saber que la cantidad de calorías que ingieres debe ser igual a la cantidad de calorías que aprovechas o quemas al día.

La población en general está sufriendo sobrepeso, pues consume más energía de la que puede gastar. Si tomamos en cuenta que pasamos mucho tiempo sentados en la oficina y sin actividad física, nuestra alimentación debe estar pensada para que las grasas no se almacenen y la energía que ingerimos en los alimentos no exceda lo que podemos aprovechar.

Ingesta calórica = gasto calórico

Balance energético contra el sobrepeso
iStockphoto/Thinkstock

No descuides la actividad física. El balance energético no sólo se trata de cuántas calorías consumes, sino también de cuántas calorías gastas. Es ahí donde entra la importancia del ejercicio. Prográmate unos minutos para un poco de actividad física como salir a caminar o si puedes, corre diariamente, practica algún deporte o ve al gimnasio… lo que más te guste. Además de balancear tu metabolismo, también estás mejorando tu salud y tu actividad cardiaca.

La balanza

La clave es el balance, no te excedas. Como toda balanza, el equilibrio es lo mejor. No consumas más energía de la que puedes quemar, y tampoco quemes más de la que consumes, pues esto provoca desnutrición. Lo ideal es mantener el equilibrio.

Con esto no quiere decir que no puedas darte tus gustos, claro que puedes. Sólo recuerda que en la medida que te comas esa deliciosa dona una mañana, así deberá ser tu actividad física para compensar tu energía y que no se transforme en grasa.

También podría gustarte

Comentarios