Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

¿Cómo acelerar tu metabolismo? (8 consejos)

Seguramente ya estás cansada de escuchar esto: las personas delgadas tienen el metabolismo acelerado y las personas con sobrepeso tienen metabolismos lentos. Pero la verdad es que los expertos dicen que no es así realmente, pues la pérdida de peso puede estimularse si sabes cómo aumentar tus incineradores de grasa natural.

Tu metabolismo convierte todo lo que ingieres en energía y solo está esperando a desatarse. Así que, ¡adelante! Esto es lo que puedes comenzar a hacer desde hoy para llevar tu metabolismo a un nivel superior. Según Nutrición Sin Más, estos son algunos quemadores de grasa que sí funcionan.

¡Lee atentamente la siguiente lista!

Toma líquido

Arranca tu metabolismo tan pronto te despiertes al tomar un gran vaso de agua. Los expertos aconsejan poner un vaso de agua justo a tu lado antes de ir a dormir con el fin de que tomar agua sea tu primera tarea del día.

Si no eres de los que les gusta mucho el agua, otros líquidos cuentan también, así como frutas y vegetales con altos contenidos de agua como la mandarina, la sandía y el pepino.

Nunca te saltes el desayuno

Toma el desayuno una hora después de levantarte para iniciar tu metabolismo. Asegúrate de consumir suficiente proteína en el desayuno, al menos unos 20 gramos. El desayuno es, generalmente, la oportunidad que dejamos pasar para proteger nuestros músculos, pues solo podemos usar entre 25 y 35 gramos de proteína a la vez para el crecimiento y la reparación muscular.

Doblar esta cantidad en la cena no ayuda si te saltaste la proteína en el desayuno. Si no puedes comer carne o huevos para el desayuno recuerda que la leche, los lácteos, los granos enteros, las nueces, semillas, frijoles y verduras contienen proteína.

Come durante todo el día

Aprender cómo acelerar tu metabolismo implica no solo cambiar lo que comes, sino cómo y cuándo lo haces. Consumir varias comidas (pequeñas porciones) en vez de tres grandes comidas, te ayudará a mantener tu metabolismo y tus niveles de energía constantes a lo largo del día.

Consume alimentos ricos en vitamina B

Se ha demostrado que aquellos alimentos que contienen nutrientes específicos tienen un rol importantísimo en el metabolismo. Ya que tu cuerpo necesita ayuda para convertir los carbohidratos, las proteínas y las grasas de los alimentos en energía, deberías ingerir alimentos ricos en vitamina B para facilitar este proceso.

Prueba los frijoles, las lentejas, los granos integrales y vegetales coloridos como las espinacas o la col rizada.

Aumenta la masa muscular magra

Los músculos no solo están en tu cuerpo para hacerte ver bien, ellos juegan un papel importante en tu metabolismo.

Tener el hábito de levantarse y mantenerse en movimiento a lo largo del día, o seguir una rutina de entrenamiento semanal con ejercicios de aerobic como caminar, nadar o montar bicicleta, puede disminuir tu grasa corporal y aumentar la masa muscular magra. ¡Esto acelera tu metabolismo!

Duerme bien

Si no duermes lo suficientemente bien, tu metabolismo podría pagar un precio muy caro, pues la falta de sueño puede jugar un gran rol en la habilidad de tu cuerpo para quemar calorías.

Además es importante mencionar que si estás cansado, te sientes menos motivado para ir al gimnasio, tomar las escaleras o realizar cualquier actividad.

Picotea de manera inteligente

Si no comes lo suficiente durante el día la velocidad de tu metabolismo disminuirá. Los picoteos, snacks o bocadillos (como quieras llamarlos) son una excelente manera de darle energía a tu cuerpo, claro, siempre y cuando lo hagas de la manera correcta.

La clave es buscar alimentos y bocadillos que sean nutritivos para ti y que estén dentro de tus requerimientos calóricos. Fácilmente se pueden consumir 400 calorías así. Por ejemplo, las mandarinas y las naranjas son ideales pues son dulces, fácil de pelar y cuentan con 50 calorías cada una.

Si estás buscando algo que llene más, pero que también sea nutritivo come una tostada con alguna mantequilla de nueces o semillas.

Libérate de estrés

El estrés crónico altera nuestras hormonas metabólicas. Muchos expertos han demostrado que los altos niveles de la hormona del estrés -el cortisol- conducen a los antojos de carbohidratos y azúcares: acto que puede llevar al aumento de peso.

Gestiona todo ese estrés y reduce el cortisol con meditación y ejercicios de respiración.

Quemar la grasa de tu cuerpo no requiere de ninguna dieta tortuosa, sino de tener una vida más consciente, elegir los alimentos adecuados, hidratarse y comer más de tres veces al día.

Esperamos que estos consejos te ayuden a tener un metabolismo más acelerado, y por lo tanto, un cuerpo más saludable.

También podría gustarte
Comentarios