Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Cuida a tu cuerpo y sé saludable

Uno de los problemas más comunes de salud pública en la actualidad, es la obesidad. En los últimos años la cantidad de personas con el padecimiento ha crecido de manera exponencial, tan sólo en México, 7 de cada 10 personas, es decir alrededor del 70% de los mexicanos, son afectados por ella, según la más reciente Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT)[1].

Algunas de las causas por las que esto ha sucedido es la predisposición genética en cuanto al aumento de la población en general, la mala información dentro de la sociedad en cuanto a las buenas prácticas de alimentación, buena nutrición y la falta de actividad física entre las personas.

Lo anterior, es preocupante debido a que la obesidad puede causar enfermedades crónicas como la diabetes y algunas cardiovasculares. Es por ello, que las autoridades mexicanas han puesto manos a la obra para que la población pueda llevar una alimentación saludable y un estilo de vida activo. Sin embargo, la tarea no es sólo de ellos, cada persona puede ser consciente de uno mismo, e intentar, por el bienestar personal y familiar, mejorar el estilo de vida que se lleva.

Marién Garza, integrante del Consejo Consultor de Nutriólogos de Herbalife, nos ayuda a tomar conciencia con estos consejos sobre alimentación y estilo de vida activo:

  1. Mantén un horario fijo para las comidas principales: desayuno, comida y cena.
  2. Ten un registro de alimentos. Documentar lo que comes y cuándo, no sólo ayuda a rastrear la cantidad de alimentos y calorías consumidas, también puede ayudar a identificar cualquier problema digestivo que podría tener un impacto negativo en tu plan de ejercicio.
  3. Consume gran variedad de frutas y verduras.
  4. Escoge grasas saludables como el aceite de oliva.
  5. Evita los refrescos y bebidas azucaras.
  6. En la medida de lo posible, planea tus comidas con anticipación, yendo al supermercado y no comiendo en la vía pública.
  7. Consume pescado, por lo menos dos veces a la semana.
  8. Haz ejercicio poco a poco. Tómate el tiempo necesario, si estas empezando un plan de ejercicio, algo extenuante, puede que tenga un impacto negativo en tu sistema digestivo, articulaciones y músculos, por no hablar del riesgo que puedes tener al lastimarte. Un plan de entrenamiento de menor intensidad puede ser benéfico y aumentar las posibilidades de que permanezcas comprometido con el programa de ejercicios.
  9. Haz ejercicio en familia. Realizar las rutinas acompañadas te va a ayudar a que sea un proceso más ameno y al mismo tiempo, se impondrá un ejemplo para toda la familia.

Evita las dietas o cualquier otro régimen que no sea indicado por un especialista.

[1] Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT). Disponible en: http://ensanut.insp.mx/doctos/analiticos/ObesidadAdultos.pdf. Pág 3.

También podría gustarte
Comentarios