Cero Por Ciento Dieta el Innovador Programa de Control de Peso y Fitness

0
  • En este programa las nutriólogas van a tu casa, entienden tu estilo de vida y crean un programa a tu medida.
  • Cero Por Ciento Dieta es un plan que a través de educación alimentaria proporciona resultados permanentes

ceroporcientodietaCero por Ciento Dieta es un programa de cambio de hábitos que propone un innovador sistema para tener un estilo de vida más saludable y se centra en tres pilares: alimentación, ejercicio y motivación.

Liderado por las nutriólogas Fernanda Carrasco Chapa y Miriam Suets, expertas en control de peso, obesidad y fitness Cero por Ciento Dieta logra un cambio sustancial en la forma en que la persona se relaciona con la comida, promoviendo educación alimentaria y actividad física acorde a cada estilo de vida.

Con la filosofía de que se puede comer rico y sano, Fer y Mir le apuestan a un plan nutricional que incluye todos los grupos alimenticios. “No es sano retirar carbohidratos o grasas, ya que tienen una función en tu cuerpo”, opina Mir. “No creemos en las dietas restrictivas que te hacen perder de peso velozmente para luego tener el famoso rebote, sino en una pérdida de peso paulatina pero definitiva, en la que puedas comer de todo, inclusive el ocasional antojo. Se trata de equilibrar tu alimentación para que tu cuerpo aproveche cada uno de los nutrientes y veas beneficios en tu salud y bienestar general”, concluyó .

¿Y cómo lo hacen? Cero Por Ciento Dieta es un plan de cambio de hábitos, educación alimentaria y recomendaciones para ejercitarte. Te enseñan qué, cómo y cuándo comer de acuerdo a tu estilo de vida. El programa está contemplado en tres etapas.

La primera contempla una visita a tu casa en la que realizan un cuestionario de hábitos en la cocina para entender quién hace el súper y cómo lo hace, por ejemplo si se hace una lista de acuerdo a una planeación semanal. Después hacen una dinámica que ayuda a entender cuáles son los grupos alimenticios. Posteriormente enseñan la lectura de etiquetas para finalmente entrar a la cocina y con stickers clasificar la comida de acuerdo a la frecuencia en que es recomendado su consumo. “Se trata de una serie de dinámicas en los que buscamos que se entienda la función de cada alimento así como la cantidad que el cuerpo requiere con la finalidad que la persona empiece a tomar decisiones alimentarias mejores”, asevera Fer.

La visita prosigue con una consulta nutricional en la que se hace la historia clínica, se establece una meta y tras revisar los análisis clínicos se hace un plan alimenticio que incorpora las necesidades específicas de cada persona y que se descubrieron a lo largo de la visita. Posteriormente se realiza una visita al supermercado para adquirir lo necesario para su nuevo plan alimenticio y que va acompañada de consejos para realizar compras más eficaces. La primera etapa concluye tras un periodo de un mes en el que se crean 2 planes nutricionales de quince días cada uno.

La segunda etapa incorpora dos nuevos componentes, en primer lugar se realiza una asesoría para integrar un programa para ejercitarse. Acorde a los gustos, estilo de vida y salud, un especialista hace una rutina que combina diferentes actividades acorde a la condición física de la persona y en la que se contemplan ejercicios que integren lo cardiovascular, la elasticidad y fuerza. En esta etapa además se busca entender los motivos por los cuales se come de la manera en que se hace, por lo que habrá una sesiones en la que un psicólogo estará apoyando y proporcionando a la persona herramientas para que pueda lidiar con mayor facilidad con su nuevo esquema de vida. La segunda etapa dura el tiempo que se requiera para alcanzar las metas que se establecieron en un inicio y habrá encuentros quincenales para ver el progreso y hacer ajustes pertinentes.

La tercera etapa es la de mantenimiento y lo que contempla es que la persona incorpore todo lo que aprendió durante el programa y lo aplique en su día a día. Es por esto que ahora será ella la responsable de hacer su propio plan de alimentación, supervisado por una nutrióloga, y que ya en su rutina diaria este contemplada actividad física. El programa termina con una cena en un restaurante donde se podrá comer lo que se desee pero ya con la conciencia de la nueva alimentación.

“Nosotros no buscamos poner a dieta a la gente, creemos que es más importante que la persona entienda los pequeños cambios que tiene que realizar en su rutina, alimentación y actividad física para mejorar su salud y tener resultados permanentes” nos comenta Fer, “El llevar una vida sin actividad física y abusando de alimentos no saludables tiene grandes repercusiones en la salud y en calidad de vida, con tan sólo incorporar pequeños cambios, la persona podrá comenzar a ver la diferencia”, concluyó Mir.

 

Búscalas en:

Twitter.com/ceroporcientomx

Facebook.com/ceroporcientomx

mailto:info@ceroporciento.mx

Tambien te puede interesar