Logra un abdomen plano con estas recomendaciones

0
Cómo lograr un abdomen plano

Shutterstock/Thinkstock

La mejor estrategia es tratar de “quemar” cortisol. El cortisol es la hormona del cuerpo que reduce el músculo magro y almacena grasa en la región abdominal.

Una de las formas más importantes de ayudar a que ocurra este proceso es reduciendo el estrés en tu vida, porque éste hace que los niveles de cortisol aumenten.

Aparte de esta reducción, es necesario:

  • Dormir bien.
  • Reducir o eliminar el consumo de azúcares refinados de tu alimentación.
  • Respirar lentamente.
  • Hacer ejercicio (ejercicios de intervalos de alta intensidad).
  • Suplementarse con vitamina C.
  • Comer grasas saludables como las omega-3 que se encuentran en el salmón, aguacate y nueces.
Cómo lograr un abdomen plano

iStockphoto/Thinkstock

 

 

La estrategia

Dormir bien, no sólo ayuda a normalizar los niveles de cortisol, sino también es importante para optimizar tu reloj circadiano, que puede tener un impacto profundo en el metabolismo y peso.

Pero la llave maestra realmente es la alimentación, seguida muy de cerca por el tipo de ejercicio.

Cerca del 80% de tu capacidad para reducir el exceso de grasa corporal es determinado por lo que comes, el 20% restante está relacionado con el ejercicio y otros hábitos de estilo de vida saludables, tales como el sueño y la reducción de estrés.

Lo que quiere decir esto es que si tu alimentación se basa en alimentos procesados y azúcar-fructosa, tus probabilidades de tener un abdomen plano, incluso si haces mucho ejercicio, son muy pocas.

Cómo lograr un abdomen plano

iStockphoto/Thinkstock

Para empezar

  • Reduce o elimina el azúcar. Esto incluye todas las formas de azúcar y fructosa, ya sea refinada o “cien por ciento natural” como el agave y la miel, así como los granos (incluyendo los orgánicos), ya que los granos se convierten en azúcar y ésta, a su vez, en grasa.
  • Aumentar el consumo de grasas saludables, como las grasas saturadas saludables y las grasas omega-3 de origen animal.
  • Una de las influencias alimenticias más perniciosas en tus metas de pérdida de peso es la fructosa, que se encuentra oculta en muchos alimentos procesados y bebidas, es prácticamente imposible evitarla a menos que cambies tus hábitos para comprar y cocinar. Evita los alimentos procesados en general y reemplázalos por alimentos orgánicos enteros y cocinados en casa.

Tambien te puede interesar