Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Consejos para cuidar tu salud en esta temporada invernal

En invierno las enfermedades alérgicas respiratorias (asma, rinitis alérgica y sinusitis alérgica) y las infecciones respiratorias virales y bacterianas (faringitis, amigdalitis, sinusitis y bronquitis) son las primeras causas de asistencia a consulta externa y servicios de urgencias en los meses de diciembre, enero y febrero.

¿Cómo prevenir estas enfermedades?

En caso de tener una enfermedad alérgica, los pacientes deben terminar todo el tratamiento establecido y no interrumpirlo sin antes consultar a su médico.

Para el control de rinitis alérgica y asma, deben usarse durante todo el invierno antihistamínicos, esteroides inhalados y antileucotrienos. Asimismo, es importante evitar el contacto con pólenes de árboles, pastos y malezas.

Protección contra el frío

Las corrientes de aire pueden llevar grandes cantidades de polen y por lo tanto es importante protegerse de ellas adecuadamente con una bufanda o un cubrebocas.

Todas las medidas anteriores son útiles cuando salimos de casa, sin embargo dentro del hogar también es importante que tomemos precauciones.

Lo ideal es utilizar un purificador de aire porque reduce de forma notable el número de alérgenos comunes ya que contienen filtros tipo HEPA, los cuales eliminan el 99,97% partículas de ácaros, pólenes, hongos, humo de cigarro y otras partículas suspendidas que afectan de manera importante a los pacientes con alergia y a quienes tienen alguna infección respiratoria.

Recomendaciones para evitar enfermedades respiratorias en invierno

Sigue los consejos del Dr. Carlos León, director general del Centro de Asma y Alergia de México.

1.- Tratar de respirar aire limpio tanto en el exterior como en el interior de casa.

2.- Usar purificadores de aire para mejorar la calidad del aire dentro del hogar u oficina.

3.- No suspender los tratamientos para las alergias.

4.- Evitar el contacto con personas enfermas.

5.- Lavarse las manos después de tener contacto con alguna persona enferma.

6.- Aplicarse todas las vacunas respiratorias disponibles; especialmente influenza y neumococo. No hay que olvidar que la población más susceptible son los niños y los adultos mayores.

7.- Evitar estar en contacto con el humo de cigarro.

8.- Evitar cocinar con leña y carbón en lugares cerrados.

9.- Ingerir frutas y vegetales ricos en vitamina C y A.

10.- Si te encuentras enfermo, tomar grandes cantidades de líquidos y acudir al médico.

También podría gustarte
Comentarios