¡Cuidado con tus oídos!

0

¿Sabías que además de ayudarnos a oír nos permiten mantener el equilibrio? Este sentido es uno de los más descuidados.

Zumbidos y mareos son los síntomas más comunes cuando nuestros oídos no están del todo bien, a continuación te presentamos algunas afecciones.

1. Barotrauma. Es una de las más comunes y aparece cuando hay cambios en la altitud, lo que ocasiona dolor, sensación de taponamiento, ausencia de audición y mareo. Se produce cuando viajas en carretera, avión o buceas. Se recomienda masticar chicle o bostezar para tratarlo.

2. Tinnitus. Escuchas un zumbido cuando no hay ruido, también puede sonar como un silbido, chasquido, ronquidos, seseo o latido. Sus causas son el exceso de ruido, migraña, anemia, hipertensión, golpes en la cabeza, fumar o consumir demasiado café. Pero también puede ser síntoma de otros males como las alergias, problemas cardiacos, en los vasos sanguíneos del cuello y mandíbula o tumores.

463514783

iStockphoto/Thinkstock

3. Acúfenos. Puedes percibir ruidos o sonidos que nadie más escucha. Se origina por una alteración en la anatomía de tu oído o la exposición prolongada a ruidos y estrés. La afección se vuelve crónica cuando las molestias se prolongan por más de doce meses.

4. Otitis. La piel de tus oídos se inflaman y el dolor se agudiza cuando jalas ligeramente el lóbulo o masticas. El primer síntoma es comezón y secreción de líquido. La causa más común se debe a heridas pequeñas en el oídos, las cuales se infectan por bacterias existentes en el agua de cisternas o piscinas, razón por la cual también se le denomina “otitis del nadador”.

Para evitarla se recomienda que no limpies tus oídos con cotonetes, cuya estructura lesiona la fisiología de tus orejas. Asimismo se sugiere mantenerlos secos para evitar la proliferación de bacterias y hongos.

5. Sordera súbita. También conocida como Audición Sensorioneural Súbita (SSHL, por su sigla en inglés) es cuando pierdes súbitamente la audición. Los síntomas son la percepción de un pop antes de que te quedes sordo, además de zumbidos y mareos. Curiosamente afecta a personas de entre 30 y 60 años.

Los médicos apuntan que existen alrededor de 100 posibles causas pero las más frecuentes son problemas circulatorios, crecimiento anormal de tejidos, golpes en la cabeza, medicamentos que dañan el oído o enfermedades inmunológicas como el síndrome de Cogan.

6. Sordera. Afecta frecuentemente a ancianos. Las causas pueden ser la pérdida de la audición por la edad, infecciones, daños por el ruido, tumores o una malformación en el oído desde el nacimiento, cuyo origen se debe a infecciones durante el embarazo como la rubéola, ingesta de alcohol o complicaciones durante el parto.

7. Neurinoma del acústico. Se manifiesta por el crecimiento de un tumor en las células que recubren el nervio vestibular de tu oído, sus causas son desconocidas. Los síntomas son la pérdida progresiva de la audición, acúfenos y en ocasiones, mareos. Si continúa su crecimientos, afectaría tu cerebro.

8. Enfermedad de Ménière. Comienzas a perder la audición, a tener vértigos y zumbidos. Se cree que su aparición se debe a un exceso de fluido dentro de los canales del oído interno.

9. Neuritis Vestibular. Aparece cuando un nervio de tu oído interno se inflama y te produce vértigo y nausea, la causa es incierta y sus síntomas son similares a los de la enfermedad de Ménière.

78739981

Fuse/Thinkstock

Los especialistas recomiendan:

1. Limpiarlos cuidadosamente con una esponja o un paño húmedo.

2. Protegerlos con tapones u orejeras cuando estés expuesto a zonas ruidosas, playas o piscinas.

3. No escuchar música con volumen alto en sitios cerrados o usar prolongadamente audífonos.

4. Visitar al otorrinolaringólogo por lo menos cada seis meses para evitar posteriores complicaciones o padecimientos.

5. Evitar el autodiagnóstico o la automedicación y acudir al doctor ante cualquier molestia.

Tambien te puede interesar