Dile adiós a los mitos sobre anticoncepción

En plena era de la información digital, aún existen muchas ideas erróneas y mitos con respecto al uso de métodos anticonceptivos hormonales, lo que ha propiciado conductas y posturas que generan situaciones inesperadas, capaces de alterar el curso de la vida personal y profesional de las mujeres y de sus parejas, como un embarazo no planificado.

Estadísticas mencionan que cuando las mujeres deciden utilizar un método anticonceptivo, y son sexualmente activas por más de un año, tienen hasta 85% de probabilidades de embarazo. Se calcula que anualmente ocurren cerca de 80 millones de embarazos no planificados en el mundo.

Frases comunes y frecuentes entre mujeres de cualquier edad y condición socioeconómica reflejan el gran desconocimiento que aún existe con respecto a su salud sexual y reproductiva; ello limita su vida sexual y calidad de vida.

Algunos mitos frecuentes en torno a la sexualidad y el uso de anticonceptivos son:

Los anticonceptivos hormonales dañan la salud: Falso.
Por el contrario, ofrecen beneficios adicionales como: regulación del ciclo menstrual, reducen cólicos y sangrados, protegen contra la anemia, y disminuyen el riesgo de cáncer de ovario y endometrio. De ahí la importancia de consultar con un especialista que indique el mejor método para cada mujer, pues existen desde pastillas de microdosificación, el endoceptivo inteligente, hasta la inyección mensual, entre otros.

Los anticonceptivos “te engordan y resecan la piel”: Falso.
La pastilla de la Y (Yasmin) contiene una formulación de Etinilestradiol y Drospirenona que evita la retención de líquidos y favorece el control del peso, además, por su efecto antiandrogénico permite lucir un cutis más terso, mejora problemas de acné y reduce el exceso de grasa en el cabello.

Usar anticonceptivos disminuye los síntomas del Síndrome Premenstrual: Cierto.
Ayudan a disminuir el dolor menstrual, la dismenorrea y molestias en mamas. Sobre todo, aquellos anticonceptivos de microdosificación como la inyección mensual (Mesigyna), pues reducen eficazmente la tensión premenstrual, los molestos cólicos y la duración del sangrado.

El DIU es un método irreversible: Falso.

Actualmente existe un DIU libre de cobre hecho a base de Levonorgestrel (Mirena), completamente reversible que ofrece alta eficacia durante cinco años, y ayuda a que el sangrado mensual sea más corto, ligero y con menos dolor.

En mujeres jóvenes no se recomienda el uso de anticonceptivos: Falso.

Pueden usarse a partir de la adolescencia, desde el inicio de la vida sexual. Sin embargo, por temor a ser descubiertos por los padres muchos prefieren arriesgarse y tienen relaciones íntimas sin protección. Para evitar esto, existen opciones muy discretas y efectivas como la inyección Mesigyna, una por mes, siempre el mismo día, que inhibe la ovulación.

En la primera relación sexual es casi imposible quedar embarazada: Falso.
Dos de cada diez mujeres quedan embarazadas en su primera relación sexual. Cualquier chica, desde que inicia su ovulación y primeros ciclos menstruales, así como el inicio de su vida sexual, puede quedar embarazada, por ello la importancia de protegerse con el uso de un método anticonceptivo.

Se debe suspender por períodos el uso de anticonceptivos: Falso.

Estos descansos son innecesarios porque los nuevos métodos son de dosis bajas de hormonas y éstas no se acumulan en el organismo. El especialista advierte que durante la suspensión aumentan las posibilidades de embarazo.

Si tomo pastillas y después las suspendo, tendré dificultades para embarazarme: Falso.
Los anticonceptivos hormonales simulan procesos naturales del organismo, inhibiendo la ovulación y con esto el embarazo. No existe un efecto acumulativo de hormonas en el organismo. Al dejar de tomarlos, ocurre una ovulación normal y se recupera la fertilidad.

Las pastillas anticonceptivas incrementan el deseo sexual: Cierto.

Las mujeres que consumen anticonceptivos orales presentan cambios positivos en su conducta sexual, incrementando su libido, orgasmos y satisfacción sexual, tanto en intensidad como en frecuencia, ya que tienen la certeza y tranquilidad de no quedar embarazadas.

También podría gustarte

Comentarios