El ABC de la diabetes

El ABC de la diabetes
iStockphoto/Thinkstock

El sólo nombrarla causa preocupación sobre todo entre gente que se sabe en riesgo de padecerla. La preocupación tiene fundamento, pues quienes sufren obesidad, son sedentarios o consumen dulces en exceso están en el blanco de la diabetes, enfermedad crónico degenerativa que –por si todo esto fuera poco– es hereditaria.

La alerta suena en el mundo desde hace tiempo

Pues aunque la diabetes es una enfermedad no infecciosa, se ha convertido en una amenaza mundial al nivel de las epidemias infecciosas como el HIV/SIDA, expone la Organización de las Naciones Unidas.

El ABC de la diabetes
Hemera/Thinkstock

¿Qué es la diabetes?

De acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas, la diabetes es una enfermedad crónica, debilitante y costosa, que si no se controla por medio de una dieta y ejercicio puede causar complicaciones graves, las cuales representan riesgos severos para los enfermos y sus familiares.

Los médicos la definen como una alteración del metabolismo caracterizada por el aumento de los niveles de glucosa en sangre (hiperglucemia), causada por un defecto de la secreción o acción de una hormona: la insulina. Sufrir diabetes significa enfrentar situaciones que deterioran el bienestar, sobre todo cuando existe descontrol de los pacientes, lo cual puede provocar una mala calidad de vida, hospitalización y hasta muerte prematura.

Los tipos más comunes de diabetes

Los especialistas han hecho distintas clasificaciones de esta enfermedad, de entre ellas las más comunes son:

El ABC de la diabetes
Hemera/Thinkstock

Diabetes tipo 1: se da cuando el páncreas no produce insulina, la cual es una hormona que ayuda a que la glucosa penetre en las células para suministrarles energía. Sin la insulina, hay un exceso de glucosa que permanece en la sangre, que con el tiempo, causa problemas serios en el corazón, los ojos, los riñones, los nervios, las encías y los dientes, según datos de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.

Este tipo de diabetes se presenta con mayor frecuencia en los niños y adultos jóvenes, pero puede aparecer a cualquier edad. Los síntomas pueden incluir: mucha sed, orinar frecuentemente, sentir mucha hambre o cansancio, pérdida de peso espontáneamente, presencia de llagas que tardan en sanar, piel seca y picazón, pérdida de la sensación u hormigueo en los pies y vista borrosa.

Diabetes tipo 2: las personas con este padecimiento aún generan insulina, pero su organismo no responde normalmente ante ésta. Por ello, la glucosa tiene menos capacidad para ingresar a las células y cumplir con su misión de suministrar energía; los médicos llaman a esta condición como resistencia a la insulina.

El ABC de la diabetes
iStockphoto/Thinkstock

Un asunto de riesgo mayor es que la mayoría de los pacientes diabéticos del tipo 2 no tienen ningún síntoma y se diagnostican después de muchos años de inicio. Por consiguiente, casi la mitad de las personas que la padecen no están conscientes de que tienen esta condición. La diabetes tipo 2 solía considerarse como un problema exclusivo de los adultos, especialmente a partir de los 40 años. Pero con el aumento paulatino del sobrepeso y la inactividad, cada vez se diagnostican más casos de diabetes tipo 2 en jóvenes y niños.

Cambia tu estilo de vida

Si padeces diabetes tipo 1 o tipo 2, es importante que sepas que si bien es una enfermedad crónica, con los cuidados médicos y una alimentación balanceada puedes mantener una buena calidad de vida.

Además, es fundamental que incorpores la actividad física a tu estilo de vida, pues según datos del National Diabetes Information Clearinghouse al desarrollarla lograrás: bajar el nivel de azúcar en la sangre y la presión arterial, reducir el nivel de colesterol malo y aumentar el nivel de colesterol bueno, mejorar la capacidad del cuerpo para usar la insulina, y reducir el riesgo de padecer una enfermedad del corazón.

No obstante, antes de empezar con el ejercicio, consúltalo con tu médico tratante, pues es posible que alguna disciplina deportiva no sea apta para ti.

También podría gustarte

Comentarios