Hieloterapia, lo último para bajar de peso


Raíces, flores y hojas

La hieloterapia es un método 100% natural que surgió en México aproximadamente hace 15 años. Esta técnica está enfocada a reducir y moldear la figura sin tener la necesidad de tomar ningún medicamento. Los hielos que se aplican en la piel están hechos a base de una loción que contiene 42 ingredientes activos (raíces, flores y hojas) como el romero, la cola de caballo, la manzanilla, la árnica, etc, que poseen efectos nutritivos desinflamantes, reafirmantes y desintoxicantes.Este método ayuda a armonizar el cuerpo, eliminar la grasa, disminuir la celulitis y reafirmarlo.

Reactiva el colágeno y la elastina

En el momento que se aplica el hielo en la piel se contraen los tejidos por la acción del frío y disminuye la grasa por la acción de la loción, cuando la piel vuelve a su estado normal, el volumen es menor, quedando los tejidos rehabilitados, libres de toxinas y reafirmados. Lo cual ayuda a reactivar el colágeno y la elastina, que permiten a la piel tener un aspecto más firme y terso. La hieloterapia modela la figura afinando la silueta, tonificando el tejido y disminuyendo la apariencia de piel de naranja. Se recomienda para personas que han tenido pérdida de peso o medidas por algún método de reducción, y para reafirmar, desinflamar y reducir  rápidamente después del embarazo.

Estudio corporal

Antes de iniciar con las sesiones de hieloterapia es necesario realizar un estudio corporal en forma minuciosa no sólo con un examen óptico, sino también palpando para detectar volumen, grado de flacidez, localización y grado de celulitis, dureza de la grasa acumulada y tipo de epidermis. En ropa interior se coloca a la persona frente al espejo para que diga que es lo que más le molesta de su figura.

A continuación los terapeutas en hieloterapia calculan el peso teórico ideal y el índice de masa corporal con base en un cuestionario que revela si has tenido intervenciones quirúrgicas, presión alta o baja, problemas circulatorios o cardiacos. Lo más importante de este método es que se pueden trabajar conjuntamente distintas partes del cuerpo como la cintura, el abdomen, el bajo talle, las piernas, la espalda o los brazos.

1a Sesión. En un gabinete privado se entrega un kit desechable que es personal (una sábana, un top, una tanga y unas sandalias), se toma una fotografía con el fin de llevar un control interno del trabajo y del progreso logrado, además del  registro de medidas y peso. Una vez que se tienen tus datos completos se inicia la técnica de hieloterapia que consiste en dar masajes con movimientos específicos para darle armonía a tu cuerpo. Cuando el producto se termina de aplicar no se puede usar jabón ni shampoo, sólo se debe retirar con agua tibia a fría.

2a Sesión. Inicia con un baño de temazcal en el cual se emplea una combinación de hierbas que ejercen una acción curativa y descongestionante de toxinas que constituye una eficaz ayuda para librar al cuerpo de impurezas; el tiempo y la graduación de la temperatura varían según el gusto de cada persona. Después se realiza un baño linfático de agua fría que dura tres segundos con el fin de nivelar el equilibrio del cuerpo y evitar que sufras una descompensación por el calor y el frío. Posteriormente se lleva a cabo un masaje reductivo corporal para ir movilizando todos los cúmulos de grasa y líquidos que ya se han trabajado con el hielo.

3a Sesión. Se realiza el mismo procedimiento con el hielo.

4a Sesión. Se repite el masaje corporal.

5a Sesión. Es el último día que se trabaja con el hielo. Se toman medidas y peso dando como resultado una disminución de talla, además se saca una fotografía para hacer el comparativo con la primera sesión.

Terapia pulsante

Este tipo de método se recomienda para personas que tienen un sobrepeso de 20 kilos. En este caso la técnica de hieloterapia se combina con el uso del  “Cellutón”, que es una terapia pulsante que dura aproximadamente 40 minutos y que ayuda a eliminar la grasa. Asimismo se lleva a cabo una terapia nutricional de acuerdo a la edad,  peso y estatura para tener mejores resultados. Se recomienda que después del uso de este aparato se haga ejercicio para evitar que la grasa removida se vuelva a acumular.

Hielo facial

La hieloterapia también se puede aplicar en el rostro para lograr una nueva  regeneración celular que se verá reflejada en mayor suavidad, tersura, firmeza y tonacidad perfecta. El hielo facial está hecho a base de flores y aceites como rosamosqueta, manzanilla, árnica (desinflamante), romero (regenerante),  algas (reafirmante), etc,  que  ayudan a moldear el rostro y disminuir las líneas finas de expresión.
Sus beneficios son múltiples:

1. Oxigena: Desintoxica, aporta colágeno y elastina para promover y activar la regeneración de la piel.

2. Hidrata: Nutre la piel, reafirma y tonifica con efecto lifting en el rostro y cuello.

3. Modela: Afina el contorno del rostro y reduce facciones en zonas como doble mentón, pómulos, nariz y frente.

Durante la técnica

1. Llevar una terapia nutricional.

2. Ingerir, por lo menos litro y medio de agua natural.

3. Usar un guante de crin para retirar células muertas y con esto ir preparando la piel para que cuando se aplique el hielo sus activos puedan penetrar mejor (exfoliación mecánica).

4. No usar crema con el fin de que la piel esté libre de cualquier grasa externa.

5. Utilizar la crema de masaje, con las indicaciones correspondientes, si existen problemas de resequedad en la piel.

Después de la técnica

1. Seguir con la terapia nutricional para que no se eleve la ingesta de grasas.

2. Procurar una rutina de ejercicio.

3. Ingerir agua natural en sorbos pequeños durante el día.

4. Exfoliar la piel con el guante de crin todos los días para renovar células y activar la circulación.

5. Aplicar un hielo como mantenimiento una vez al mes.

La siguiente página es una opción para seguir este tratamiento:

http://www.margaritaaburto.com/

También podría gustarte

Comentarios