La dieta que disminuye los efectos de la hipertensión

0

Para disminuir el consumo de sodio o sal en la dieta se recomienda seguir las siguientes indicaciones:

• Evita añadir sal a los alimentos una vez servidos.

• Aprende a utilizar especias que resalten el sabor de los alimentos.

• Evita el consumo de alimentos enlatados.

• Reduce el consumo de aceitunas verdes, caviar, pretzels, queso parmesano, tocino, cecina y carnes curadas.

• Algunos alimentos que no saben salados también pueden tener sodio, como el queso tipo cheddar, consomé, salsa de soya, Maggie o inglesa y las comidas enlatadas o envasadas. El sodio también es uno de los ingredientes principales del polvo para hornear, del bicarbonato de sodio y del glutamato monosódico (MSG, por sus siglas en inglés), que se encuentra en algunas comidas chinas y en productos envasados.

• Escoge alimentos con bajo contenido de sodio como manzanas, plátanos, cerezas, uvas, naranjas, fresas, piña, tomate, lechuga, brócoli, champiñones, zanahorias, atún, pavo, leche y cereales de caja bajos en sodio.

• La fuente principal de sodio es la sal de mesa, pero también se encuentra en alimentos como los embutidos, la carne seca, las frituras y los productos enlatados. Cuando se busca mantener una dieta baja en sales debes contabilizar tanto la que se consume como tal, además de la que se incluye en algunos alimentos. Aunque si tu problema es más grave, como sería el hecho de que tuvieras insuficiencia renal, el tipo de dieta debe ser más estricto pues hay que tomar en cuenta hasta el sodio que contienen los lácteos, los quesos y algunas verduras. El sodio es un mineral que regula los líquidos corporales y que, cuando se encuentra en exceso, ocasiona retención de agua en el cuerpo, provocando inflamación de pies y manos.

• Algunos alimentos como el perejil, los cabellos de elote y la jamaica, favorecen la eliminación de líquidos, lo que facilita el trabajo del corazón, ya que se disminuye el volumen de líquido que éste debe bombear.

• Ahora bien, para disfrutar la comida sin demasiada sal, lo ideal es preparar nues-tros platillos con abundantes hierbas de olor, que suplen la ausencia de este sazonador.

• Cuando lleves una dieta sin sal, recuerda que mientras más calientes estén los alimentos su sabor será mejor y que añadirles un poco de limón también funciona.

Existen en el mercado marcas comer-ciales de sustitutos de sal que te pueden servir a la hora de cocinar. Una reco-mendación que hay que tomar en cuenta, es que a los sustitutos de sal hay que usarlos con moderación, porque tienen un sabor fuerte y amargan la comida.

 

Tambien te puede interesar


  • Tambien te puede interesar