Las alergias también están presentes en el verano

Alergias en verano
iStockphoto/Thinkstock

Por la Dra. Vivian Moncayo Coello

Si bien las alergias son más frecuentes durante el invierno y la primavera, en el verano -de finales junio a finales de septiembre- no estamos libres de ellas. En esta temporada de viajes a la playa y al campo, y comidas fuera de casa, además de elevarse las temperaturas, estamos más expuestos a los rayos solares, existe mayor descomposición de los alimentos y abundan los mosquitos.

Durante las vacaciones y los días de descanso, como los “puentes” y los fines de semana, comemos con mayor frecuencia en restaurantes, por lo que es importante evitar alimentos que se descompongan fácilmente por el calor y que nos podrían ocasionar una intoxicación gastrointestinal. Conviene evitar alimentos que se deban conservar en refrigeración como mayonesas, salsas, productos que contengan leche, además de mariscos y pescados que no estén frescos.

La piel sensible y los efectos del sol

Alergias en verano
iStockphoto/Thinkstock

Los rayos solares y el sudor favorecen la irritación y la presencia de grietas en la piel, lo cual ocasiona enrojecimiento, comezón y ronchas. Estas lesiones son transitorias pero molestas. Podemos disminuir los síntomas con antialérgicos, sin embargo si los síntomas no mejoran es necesario acudir al médico.

Medidas necesarias en esta época:

Usar bloqueador solar especial para pieles sensibles y aplicarlo cada 6 horas.
Humectar diariamente la piel varias veces al día.
Tomar 1 litro y medio de agua al día.
Ducharse dos veces al día para disminuir el sudor.

Cuando las picaduras de mosquitos dejan marcas en la piel

Alergias en verano
Hemera/Thinkstock

Con el incremento de la lluvia y el calor, también aumentan los mosquitos y con ellos las reacciones por su picadura, que pueden ser una roncha pequeña o una roncha grande, caliente, dolorosa y con mucha comezón.

Alergias en verano
Zoonar/Thinkstock

Para evitar las picaduras de los moscos

  • Usar pantalón largo y playera de manga larga.
  • Cerrar bien puertas y ventanas, además de usar mosquiteros.
  • Usar repelentes no tóxicos en las partes expuestas (brazos y piernas).
  • La vitamina B1 es un insecticida natural que se puede dar sobre todo a los niños sin ningún problema, ya que su acción es por medio del olor que genera al usarlo cuando se suda y en la orina, el cual ahuyenta al mosquito.

En todos los casos es importante que aquellas personas con algún tipo de alergia viajen con el fármaco recetado por su médico y en caso necesario acudan con un especialista en alergias para su valoración.

Dra. Vivian Moncayo, director médico de alergiapediatrica.com

vmoncayo@alergiapediatrica.com

También podría gustarte

Comentarios