Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Leche, el mejor secreto de belleza

Leche, el mejor secreto de belleza
Stockbyte/Thinkstock

Actualmente la leche se utiliza para enriquecer champús, suavizantes, jabones, cremas y productos de baño. Aquí encontrarás algunos secretos de belleza que nuestras abuelitas aplicaban… y te aseguramos que aún funcionan.

Para tu cutis

  • Leche hidratante:si notas en el rostro sensación de tirantez pero se te ha acabado la crema hidratante, un remedio efectivo para salir del paso es pasarte un algodón empapado de leche por la cara. ¡Tendrás una piel más confortable!
  • Desmaquillante:puedes usar leche tibia (entera) para desmaquillar tu piel. Impregna un algodón y aplícalo en movimiento de “dentro hacia fuera”. Seca tu piel con algodón y aplícate un tónico acorde con tu tipo de piel. Tu piel quedará limpia y tersa.
  • Leche, el mejor secreto de belleza
    Hemera/Thinkstock

    Ojeras y bolsas:

    mezcla una papa con la piel bien limpia con migajón de pan empapado en leche. Acuéstate y aplica el preparado sobre los ojos dejándolo actuar de 15 a 20 minutos, mientras te relajas.

  • Mascarilla para pieles grasas:cuece y pela una papa. Añádele dos cucharadas de leche, migajón de pan remojado en leche y unas gotas de limón. Mézclalo bien a mano o en la licuadora y aplícatelo en el rostro como una mascarilla. Déjala de 15 a 20 minutos y luego, retírala con agua fría.
  • Mascarilla revitalizante:si te levantas con mala cara tras una noche de fiesta y tienes un comida familiar no pasa nada, ellos no lo tienen por qué notar. Crea una mascarilla casera y devuélvele la luminosidad a tu piel. Mezcla a partes iguales: leche, miel y jugo de naranja y aplícatela en la cara. Déjala durante 10 minutos y enjuaga con agua fría.
Leche, el mejor secreto de belleza
iStockphoto/Thinkstock

Para tu cuerpo

  • Exfoliante natural:para tener una piel suave, mezcla dos cucharadas de avena molida, una cucharada de miel y una de leche hasta lograr una mezcla uniforme. Ponla sobre la piel durante 15 minutos y enjuaga con agua tibia. Es un exfoliante suave que va bien tanto para pieles secas como para grasas.
  • Piernas sin rojeces:si después de depilarte las piernas aparecen rojeces, empapa un paño en leche fría y ponlo sobre las piernas.
  • Pies suaves:mezcla 1/2 taza de sal gruesa con 1/3 de aceite de oliva. Por otro lado, calienta un litro de leche entera. Introduce los pies en la leche durante 10 minutos. Después enjuágalos y a continuación frótalos con la mezcla de sal gruesa y aceite de oliva. Por último aplícate crema hidratante y ponte unos calcetines de lana.
  • Baño de leche: conseguirás una piel mucho más nutrida e hidratada con este tratamiento de belleza. El tiempo idóneo para llevar a cabo este tratamiento es de unos 10 a 20 minutos en tu tina de baño.
Goodshoot/Thinkstock
Goodshoot/Thinkstock

Para tus manos

  • Manos más blancas y uñas más fuertes:frota las manos con leche y déjalas secar. Vierte unas gotas de limón en un recipiente con aceite y frota las manos de nuevo con esta mezcla. Con un algodoncito empapado insiste en las uñas. Ponte unos guantes de lana y déjalos al menos un par de horas. Si puede ser toda la noche, mejor.
  • Manos más suaves:pon a cocer una papa, cuando se enfríe, pélala y aplástala añadiendo dos cucharadas de leche fría y dos de miel. Aplica esta mezcla en las manos. Déjala actuar durante 15 minutos y retírala después con agua tibia.

Para tus pies

  • Aliviar ampollas:para aliviar las ampollas en los pies puedes realizar una pasta casera muy efectiva. Cuece unas hojas de col en medio litro de leche. Deja enfriar, vacía en la licuadora y aplica la mezcla sobre las ampollas.

“”

 

También podría gustarte
Comentarios