Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Los beneficios de un baño con agua fría

Báñate con agua fría
Brand X Pictures/Thinkstock

Tal vez uno de los momentos más placenteros es la hora del baño. Es un momento íntimo con nosotras mismas y en donde estamos cuidando todo nuestro cuerpo, del cabello a los pies.

Tomar un baño relajadas es un gran regalo y, por extraño que parezca, si tomas un baño de agua fría va a ser mucho mejor.

Muchos especialistas en salud y naturistas, recomiendan el baño con agua fría

Porque han comprobado que tiene grandes beneficios para todo el cuerpo no sólo en belleza sino también para la salud. La práctica regular de este tipo de baño hará que en poco tiempo veas y sientas los resultados.

Puede ser que al principio te cueste trabajo bañarte así, pero verás que poco a poco tu cuerpo se acostumbra y aguantas más bajo el agua fría y hasta vas a cambiar los grititos y suspiros por cantos de felicidad.

 

Beneficios de bañarte con agua fría
iStockphoto/Thinkstock

¿Cuáles son los beneficios del agua fría?

1. En la piel ayuda a cerrar los poros y reduce las inflamaciones de los tejidos, activa la circulación gracias a que tonifica y revitaliza los músculos, incrementa la oxigenación en la piel.

2. Al bañarse con agua fría muchos problemas de circulación se reducen y se eliminan con el tiempo, en caso de flebitis en los pies sentirás tus piernas más ligeras y descansadas, por el contrario cuando te bañas con agua caliente las venas se dilatan y con el agua fría se contraen y se activa la circulación sanguínea.

Los beneficios de un baño con agua fría
Goodshoot/Thinkstock

3. El agua fría en el cabello hace que se vea brillante y sano, y gracias a que activa la circulación en el cuero cabelludo, esto aumenta la circulación evitando el incremento de la pérdida del cabello.

4. Cuando el cuerpo recibe una ducha diaria de agua fría, se mantiene el buen funcionamiento del sistema parasimpático y simpático. Comprobarás que te sentirás con más energía y sobre todo muy serena.

Si aún no te acostumbras a bañarse con agua fría, trata de incluirlo a tu estilo de aseo diario poco a poco.

¿Cómo acostumbrarte a este baño?

A). Lo primero que debes tomar en cuenta para realizar un baño con agua fría es la temperatura ambiente, no queremos que te enfermes, así que si afuera hace mucho frío, lo mejor será dejar esta práctica para otro momento.

B). Te recomendamos que cuando te estés bañando, bajes poco a poco la temperatura del agua conforme vayas terminando tu rutina, así, 30 segundos antes de salir de la regadera, estarás “enjuagando” tu cuerpo con agua más fría de lo que regularmente la usas. Haciendo esto todos los días o tres días a la semana, te vas a ir acostumbrando.

Báñate con agua fría
Digital Vision/Thinkstock

C). Una vez que tu cuerpo (y tu mente) le pierdan el miedo al agua fría, puedes practicar este baño unas tres o cuatro veces por semana. En temporada de calor te será más fácil hacerlo diario y sentirte bien.

¡No es un invento! Vas a ver que te sientes mucho mejor al bañarte con agua fría. ¡Anímate a practicarlo!

Restricciones:

Esta práctica no está recomendada cuando hace mucho frío, ni cuando las mujeres están en su periodo menstrual, tampoco para personas que sufran males cardiacos. Si estás enferma de gripa o tienes alguna molestia en la garganta, tampoco lo practiques.

 

También podría gustarte
Comentarios