¡No hagas osos en el gym!

0

Todas en algún momento hemos sido nuevas en el gym o, en su defecto, hemos dudado en entrar, entre otras cosas, por pena. Y por ahí pululan muchos consejos acerca de cómo actuar cuando eres nueva en la escuela o en el trabajo, pero poco se habla de cómo actuar en estas situaciones. Es por eso que hemos decidido darte algunos tips para que tu ingreso sea lo más grato posible.

Utiliza la ropa adecuada

Es probable que si es tu primera vez en el gimnasio no tengas un outfit para cada día de la semana, sin embargo, es fácil encontrar la ropa adecuada. Elige algo cómodo, que te ajuste bien, ni más ni menos, es decir, que los pants no se te caigan, pero que tampoco parezcas embutido. Evita los escotes exagerados, recuerda que estarás en movimiento y necesitas sentirte segura, así que si eliges este tipo de prendas puedes pasar un verdadero oso.

Elige bien tu calzado

¡Por favor! Evita a toda costa los tenis con plataforma o los que son demasiado casuales y más bien parecen flats, en primer lugar puedes lastimarte y en segundo es de muy mal gusto, ¡se ve terrible!

¡No fotos!

Está bien que presumas tus logros y los cambios que notes en tu cuerpo, no estamos en contra de ello, ¡pero no el primer día! Primero desquita la mensualidad, suda, trabaja y esfuérzate, después la modestia no será necesaria.

Evita los ligues exprés

¡Otra cosa típica! No andes tras el chico que te gusta, sobre todo si apenas lo conoces. Se ve súper mal andar detrás de alguien en cada máquina. La hora del entrenamiento es eso, si hiciste click con alguien, al finalizar pueden conversar o quedar para otro día. Créenos, si también le interesas y te ve entrenar resultarás mucho más atractiva para él que si lo acosas y le quitas el tiempo.

Sé lo suficientemente sociable, no más

No decimos que no trabes amistad con alguien ni que seas grosera, de hecho puedes conocer personas muy interesantes, pero recuerda que hay tiempo para todo. Si estás entrenando, no interrumpas tus series ni suspendas tu sesión de cardio por estar conversando, para eso puedes citarte en otro lugar con las personas y, de hecho, platicar más a gusto.

No vas a una pasarela

Recuérdalo, vas a sudar, vas a cansarte y quizá a ensuciarte, así que puedes prescindir del exceso de maquillaje y el cabello planchado. Si vas por las mañanas, a carita lavada es la opción, y si vas después del trabajo o la escuela no es necesario que te retoques pues seguramente se arruinará tu maquillaje y maltratarás tu piel. Amarra tu cabello en una cola, chongo o trenza y ¡a entrenar!

Seca tu sudor

Es una falta de respeto hacia los demás dejar escurriendo de sudor el lugar que has usado, así que lleva siempre tu toalla para secarte el sudor constantemente.

Lleva un cambio de ropa

Por higiene y salud, es bueno que lleves al menos una blusa seca, así evitarás malos olores y pescar una enfermedad cuando salgas al aire libre.

No busques lucirte

No pretendas verte súper fuerte, ve a tu ritmo y esfuérzate para obtener resultados, pero no intentes cargar más peso del que puedes, podrías lastimarte y además no aguantar la rutina completa. Pon atención a las indicaciones, procura las posiciones correctas, toma tu tiempo, conoce tu cuerpo y da siempre un poco más, pero sin pretensiones ni poses.

Ten metas y objetivos

Ten siempre en mente por qué estás ahí y qué quieres lograr. Eso hará que no pierdas el tiempo ni te desvíes del motivo que te llevó hasta ahí, además recuerda, ya pagaste una mensualidad, ¡sácale provecho!

Tambien te puede interesar


  • Tambien te puede interesar