PronoKal, rompe tabúes y estándares de dietas en México

0
  • Según recientes estudios, publicados en The American Journal of Clinical Nutrition y The International Journal of Behavioral Medicine, perder más peso al inicio del tratamiento ayuda a mantenerlo durante más tiempo tras finalizar el proceso que si se pierde peso de forma gradual.
  • El Método PronoKal® reduce el 80% del peso que el paciente debe perder en los primeros meses de tratamiento y ofrece una reeducación alimentaria que le ayuda a mantener el peso perdido durante más tiempo.

Perder gran parte del peso de forma rápida y al inicio del tratamiento mantiene más el peso a largo plazo que si se reduce de forma gradual. Según recientes estudios, los tratamientos que ofrecen este tipo de pérdida de peso, como el Método PronoKal®, parecen ser los más efectivos, ya que la rapidez de los resultados anima al paciente a adherirse al tratamiento mejorando así su efectividad a corto y largo plazo.

Concretamente, este método se realiza bajo control médico y está basado en una dieta proteinada en una de sus primeras etapas. Ésta hace que el paciente pierda el 80% de su peso objetivo ya en las primeras semanas de tratamiento y, además, que lo haga a expensas de masa grasa y no de masa muscular.

Para lograr esta pérdida de peso, este tratamiento reduce la ingesta de grasas e hidratos de carbono y mantiene la de proteínas en los niveles adecuados para que el organismo realice sus funciones vitales, combinando productos elaborados con proteína de alto valor biológico con alimentos naturales, que inducen al paciente a un estado de cetosis controlada. Gracias a ello, el cuerpo recurre a las grasas almacenadas para conseguir energía, perdiendo peso de forma rápida y a expensas de masa grasa, mientras mantiene la masa muscular.

“Nuestro cuerpo tarda más tiempo en digerir los alimentos con alto contenido en proteína que los alimentos ricos en grasa o ricos en carbohidratos, lo que conlleva que cuando se ingiere proteína, nos sentimos satisfechos por más tiempo, mientras que nuestro metabolismo sigue trabajando y quemando grasa para lograrlo”, indicó el Dr. Víctor Huggo Córdova Pluma, Director General de PronoKal México.

SAM_2408

Aprender a comer para mantener el peso a largo plazo

Además de una rápida pérdida de peso inicial, el método se basa en una dieta proteinada y apoyo multidisciplinar, también ayuda al paciente a cambiar sus hábitos alimentarios desde el inicio, promoviendo así el mantenimiento del peso a largo plazo. De esta forma, comienza la Etapa de Reeducación, en la que el paciente empieza a introducir alimentos naturales en su dieta y a incrementar la ingesta calórica, a la vez que se fijan unos hábitos alimentarios saludables que le permitirán perder el peso restante.

Durante todo el tratamiento (3 etapas – 8 fases), el paciente cuenta con el apoyo y el seguimiento de un equipo multidisciplinar formado por dietistas, técnicos en actividad física y expertos en coaching o apoyo psico-emocional. Este equipo de expertos asesora y apoya al paciente en todo momento para ayudarle a conseguir su objetivo de pérdida de peso y lograr que adopte un estilo de vida saludable que le permita mantener el peso a largo plazo.

Gracias a todo ello, estudios como el ProKal, que evalúan la eficacia y la seguridad de este método frente a una dieta hipocalórica, han demostrado la eficacia de la pérdida y el mantenimiento del peso con este tratamiento a corto y largo plazo. Así, se consigue, a 4 meses, una pérdida de peso 3 veces superior que con una dieta hipocalórica y ésta se mantiene tras un año. Además, se ha demostrado que comer proteína permite ganar músculo en lugar de grasa.

SAM_2428

Tipos de Dietas

Dieta Proteinada:

  • Reduce la ingesta de grasas, hidratos de carbono y azúcares
  • Aporta la cantidad de proteína necesaria para el funcionamiento del organismo y permite que la pérdida de peso se realice a expensas de la masa grasa.

Dieta hiperproteica:

  • Reduce el aporte de calorías, sin embargo incrementan excesivamente la ingestión de proteínas, por lo que pueden llegar a sobrecargar el metabolismo.

Dieta hipocalórica:

  • Reduce tanto la ingestión de grasas y azúcares, como de proteínas, sin embargo dificulta que el organismo mantenga sus necesidades vitales con normalidad y hace que se pierda masa muscular.

Estudios han demostrado que consumir proteína permite perder peso a expensas de la grasa y no de la masa muscular a diferencia de las dietas hipocalóricas e hiperproteicas.

Estudios que avalan la eficacia de una dieta proteinada

Un estudio realizado en España y publicado en la revista medica Endocrine reveló que los pacientes con obesidad tratados con una dieta proteinada logran en promedio un descenso de peso mayor a comparación de los que utilizan una dieta hipocalórica estándar y que es posible perder peso de forma segura a expensas de la grasa.

Según recientes estudios, publicados en The American Journal of Clinical Nutrition y The International Journal of Behavioral Medicine, perder más peso al inicio del tratamiento ayuda a mantenerlo durante más tiempo tras finalizar el proceso que si se pierde peso de forma gradual.

Estas publicaciones arrojan nueva luz sobre la percepción de una pérdida de peso rápida, ya que, tal como se publica en la revista científica The New England Journal of Medicine[1], es considerado un falso mito la afirmación de que ésta da peores resultados a largo plazo que una pérdida de peso de forma gradual.

Proteínas de Alto Valor Biológico.

“No todas las dietas son idóneas para una persona. Elegir la inadecuada puede suponer un riesgo para la salud. Fijarse metas inalcanzables, como querer perder más kilos de los necesarios y en un tiempo menor del razonable genera frustración y conducen al abandono de la dieta” considera el Dr. Víctor Huggo Córdova Pluma, Director General de PronoKal México

Concretamente, una dieta proteinada hace que el paciente pierda el 80% de su peso objetivo ya en los primeros meses de tratamiento y, además, que lo haga a expensas de masa grasa y no de masa muscular, a diferencia de las dietas hipocalóricas e hiperproteicas.

Nuestro cuerpo tarda más tiempo en digerir los alimentos con alto contenido en proteína que los alimentos ricos en grasa o ricos en carbohidratos, lo que conlleva que cuando se ingiere proteína, nos sentimos satisfechos por más tiempo, mientras que nuestro metabolismo sigue trabajando y quemando grasa para lograrlo. El método ideal, es aquel que está monitoreado por un especialista, un médico, y en el cual se trabaja en el cambio de hábitos alimenticios” indica el Dr. Córdova.

 

Tambien te puede interesar


  • Tambien te puede interesar