Michel Domit nos revela sus iips para el óptimo cuidado de tu calzado

0

Dicen por ahí que la primera impresión es la que cuenta, y es muy cierto, por esto es importante dar un buen cuidado a nuestros zapatos, ya que son uno de los principales complementos de nuestro outfit diario.

Existen personas que disfrutan y hasta encuentran relajante el cuidado de sus zapatos. En cambio, hay otras que dejan pasar el tiempo sin cepillarlos, permitiendo el desgaste y reduciendo su durabilidad.

A veces desconocemos los hábitos que debemos tener, para que los zapatos luzcan siempre cómo la primera vez que lo usamos y nos hagan lucir impecables, Michel Domit nos da algunos tips para lograrlo.

A continuación, te presentamos las reglas de oro para darle una larga vida a tus zapatos. La clave está en adoptar una rutina que incluya lo siguiente:

calzador-michel-domit

Usa calzador: Regla básica. El calzador Michel Domit facilita ponerse los zapatos cerrados y evita el desgaste provocado al forzarlos cuando no entran. No te olvides de aflojar las cintas de tu calzado antes de ponértelo.

Destina un espacio para tu calzado: No los dejes por ahí, ya que la piel, o el material del zapato, podría deformarse o estropearse. Protege tu calzado del polvo y la humedad al colocarlos dentro de su bolsa Domit.

wax-michel-domit

Adopta una rutina de limpieza: Limpia tus zapatos después de usarlos con el Renovator de Michel Domit. Revisa que no estén mojados o húmedos, en caso de ser así, déjalos secar de lado, de esta forma la suela puede respirar mejor.

Usa hormas para prolongar su forma y absorber la humedad: Luego de usar tus zapatos, introdúceles las hormas de cedro aromático Michel Domit antes de guardarlos, así lograrás prolongar su forma para que luzcan como nuevos por más tiempo.

horma-michel-domit

Da mantenimiento a tu calzado: Revisa el estado de tus zapatos. Por ejemplo, puedes comenzar por los tacones, asegúrate de que las tapas estén en buen estado y si es necesario, cámbialas para evitar que la piel se maltrate.

Déjalos descansar: Lo ideal es no usar el mismo par de zapatos durante dos días seguidos. Alternar su uso es necesario para que respiren, no estén húmedos y evitar que la forma del pie se les marque.

Infórmate sobre las características de tus zapatos: No gastes en productos de limpieza que no te servirán. Para un mantenimiento ideal, investiga primero el material del que están hechos tus zapatos. Comienza limpiando la piel con cera en una tela de algodón. Si los zapatos están hechos de ante/gamuza, utiliza un cepillo de cerdas naturales. ¡No olvides adquirir un kit de limpieza adecuado a tu calzado!

No es tan difícil cómo crees, poco a poco podemos ir adaptando éstas reglas en nuestro estilo de vida y verás que tu cuidado en el calzado será evidente y te durarán más tiempo impecables.

Tambien te puede interesar


  • Tambien te puede interesar


  • Tambien te puede interesar