Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

5 consejos para cuidar a tu gato

Aunque siempre han pintado a los gatos como animales malvados y antipáticos, en realidad son mascotas amorosas e increíblemente divertidas. Son independientes y muy selectivos a la hora de relacionarse con un humano. Si te ganas el corazón de un gato debes sentirte muy afortunada.

Los gatos, por naturaleza, son muy aseados, si no pasan el día durmiendo entonces se están limpiando. Incluso se limpian cuando los besas y abrazas, son realmente maniáticos. Sin embargo, esto no significa que debas dar por sentado los cuidados que tu gato necesita, pues hay cosas que ellos no pueden hacer por sí solos.

Si hace poco que tienes un gato, y quieres darle la vida que se merece, presta atención a los siguientes consejos:

  1. Prepárale una caja de arena

Lo bueno de tener un gato es que no necesitas sacarlo a la calle para que haga sus necesidades, de hecho, sólo le someterías a demasiado estrés. Puedes ir a cualquier tienda de mascotas y comprar una caja de arena especial, si no cuentas con mucho presupuesto, busca cualquier caja plástica que se adecúe al tamaño de tu minino y llénala con arena. Mientras más grande sea la caja, mejor para el gato.

Asegúrate de que la caja esté situada en un lugar alejado donde él pueda tener privacidad, -así como a la que a ti te gusta tener-. Limpia diariamente la arena, lava la caja una vez a la semana y ponle arena nueva.

  1. Búscale un rascador

Es normal que los gatos rasquen sus uñas en cualquier superficie, y aunque lo hayas pensado, no existe manera alguna de que impidas que lo hagan, es una característica inherente de su comportamiento como felinos.

Hay personas que pagan para que les remuevan sus uñas, sin embargo, ignoran que con esto lo único que logran es perjudicar la salud y el bienestar del animal. Un gato sin uñas no puede jugar, rascarse, caminar correctamente ni marcar territorio. Además, sufre el riesgo de contraer infecciones y volverse agresivo.

La solución es buscar un rascador vertical para que no dañe los muebles, las cortinas ni ninguna otra superficie. Al mismo tiempo que le aseguras una vida más feliz y saludable.

  1. Enséñale a alejarse de algunos lugares

Evidentemente hay lugares de la casa que deberían ser prohibidos para los mínimos, pues tienen cosas frágiles e importantes que con sus juegos podrían dañarse. Los gatos son extremadamente curiosos, así que no te extrañes cuando llegues a casa y encuentres cosas en el suelo.

Pese a esto, puedes enseñarles a alejarse de determinados lugares si los asustas un poco con un rociador de agua, con algo que haga ruido como una lata con piedras adentro, o puedes golpear el suelo con un pañito de cocina. Poco a poco entenderán que no deben acercarse a esos lugares, eso sí, ¡nunca le pegues al gato!

  1. Preocúpate por su alimentación

Existen varios tipos de comida para gatos como las secas, enlatadas y semihúmedas. Aunque tú como dueña quieras elegir el tipo de comida, al final el gato es el que decide lo que comerá, así que prepárate porque los gatos son muy quisquillosos a la hora de comer.

Los gatos son animales carnívoros, por lo tanto, requieren proteínas animales como el pescado, el pollo y la carne de res. Además, deben consumir aminoácidos como la taurina, la arginina y ácidos grasos. Los productos más caros son mejores pues contienen los nutrientes suficientes que todo gato requiere.

No obstante, si quieres ahorrar un poco más de dinero, puedes prepararle su propia comida, pídele consejos al veterinario. Aprende métodos para ahorrar dinero en Gananci.

  1. Asegúrate de que esté sano

A pesar de que tu gato dedique horas del día a acicalarse, no significa que ya no debas preocuparte. Si tu gato es de pelaje largo, debes cepillarlo diariamente, y si es de pelo corto, debes hacerlo solo una vez a la semana. Esto evitará que vomite grandes bolas de pelo y que termines con pelos hasta en la ropa.

Cada vez que lo cepilles, revisa que no tengas manchas inusuales en la piel ni pulgas. Así como nosotros, los gatos necesitan someterse a chequeos médicos en el veterinario para que los vacunen y les pongan el tratamiento de los parásitos.

Al igual que un perro, un gato necesita de tu amor y atención. Dedícale tiempo para jugar y hacerle mimos, el hecho de mantenerlos activos los mantendrá sanos y felices. ¿No es maravilloso gozar de la compañía de un felino?

También podría gustarte
Comentarios