Aprende a llevar una relación sana con tu perro

Un aspecto fundamental de la relación o amistad con nuestro peludito, sea que esté en una guardería para perros o en casa con nosotros, es el vínculo afectivo. Junto con el respeto y la confianza, es la clave para construir una adecuada relación entre ambos.

Es importante recordar que nosotros los humanos y nuestros canes tenemos distintas formas de expresarnos, es por ello que traemos estos puntos clave para construir una relación sana con nuestro perro

Puntos clave para construir una relación sana con tu perro

  • Debemos comunicarnos de forma coherente. La voz y la expresión corporal deben expresar la misma intención. Si grito “quieto, no tires” pero mi cuerpo sigue el movimiento detrás de la correa no soy coherente.
  • Establece una relación afectiva sana. Muchas caricias son necesarias para forjar el vínculo, pero hay que dosificarlas. Intenta marcar pocas reglas (sólo las que necesites para una convivencia adecuada).
  • Nunca sustituyas un buen paseo por otro modo de interacción. Caminar en grupo es el modo mediante el cual  nuestros perrhijos establecen un vínculo afiliativo, para ellos significa potenciar la cohesión y coordinación del grupo.
  • Suéltalo en entornos seguros, pasea con él y deja que explore y olfatee.  Si desconecta y pasa de ti, escóndete. Te buscará en cuanto sea consciente de que no le sigues, le estarás enseñando a ir siempre pendiente de ti.
  • No te limites a ponerle la correa o agarrarlo sólo cuando le vas a poner fin al paseo. Practica y premia la llamada, que se te acerque en numerosas ocasiones, sujétalo del collar ligeramente mientras lo premias y permítele seguir suelto.
  • Jueguen. Con todos los recursos que se te ocurran: pelota, mordedor, botella de plástico, nieve, piñas… Juega con él en casa y en la calle. La clave es que el juego siempre lo inicias tú y se acaba cuando tú quieres.  Conoce las preferencias de tu perro y aprende a utilizarlas para mantenerle siempre motivado.

¿Puede una guardería para perros ayudarme a construir una relación sana con mi perro?

Si no tienes tiempo suficiente para “adiestrar” a tu perrhijo y buscas una opción viable, la menos recomendable es una guardería para perros, ya que no le prestarán la atención y cuidados necesarios que requiere este tipo de entrenamiento. Adicional que se sentirá solo por la cantidad de canes que puede haber en el mismo sitio y esto creará desconfianza en nuestro peludo.

Por su parte un cuidador certificado es altamente recomendado en estos casos ya que prestará una atención personalizada, cariñosa y amable. No dudes más y contacta a nuestros cuidadores certificados de Kmimos que de seguro te ayudarán a comprender el proceso, y a tu peludo a crecer en un ambiente agradable, confiable y seguro.

También podría gustarte

Comentarios