Tips para decorar tu recámara

El primer paso para distribuir bien el dormitorio es decidir dónde situar la cama. Lo ideal es en el centro de la habitación, dejando un pasillo mínimo de 70 centímetros a ambos lados o de 120 centímetros si queda frente a un armario con puertas abatibles, para poder abrirlo y circular sin problemas. Los burós deben tener fácil acceso desde la cama; colócalos, al mismo nivel, o como máximo 20 centímetros más altos. Aprovecha el espacio al pie de la cama para colocar una banca o un baúl para guardar los blancos. Una butaca en un rincón o con una banca al pie de la cama, son auxiliares muy útiles para cambiarse o dejar las mantas y cojines decorativos.

Los sí
• Las cabeceras con repisas integradas.
• Las puedes usar como mesas de noche, con lámparas, o como libreros, son un recurso perfecto para dormitorios pequeños.
• Los muebles con cajones.
• Las cómodas o cajoneras, resultan casi imprescindibles para mantener el dormitorio siempre en orden y guardar ropa, accesorios, blancos y todo lo necesario del uso cotidiano.

Los no
• Grandes armarios: Ofrecen menos capacidad que los empotrados o hechos a la medida, sólo utilízalos si tienes el espacio suficiente.
• Muebles innecesarios: Recargar el dormitorio con piezas de poco uso, no es lo más recomendable. Elige realmente lo indispensable, de formas ligeras y colores claros, para crear un ambiente sereno.
• Entorpecer el paso: Alrededor de la cama con muebles auxiliares, como sillones, mesitas, macetas, etcétera. Si no puedes colocarlos sin que estorben es mejor prescindir de ellos.

También podría gustarte

Comentarios