Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

¿Cómo causar la mejor impresión?

Cuando conocemos a alguien por primera vez, parece como si se tratara del momento de la verdad. Es justo cuando decidimos si mostramos nuestros mejores atributos, si “enseñamos el cobre”, si somos amigables, o un tanto hostiles y por supuesto, si con nuestra imagen mostramos que nos gusta la moda y estar actualizadas o preferimos la rutina.

Así que las primeras impresiones cuentan y cuentan mucho. Especialmente cuando nos encontramos en alguna situación personal o profesional donde estamos rodeados de gente desconocida. Ante lo cual, yo siempre sugiero a mis clientas dos opciones:

1. Presentarse con una gran sonrisa amigable y cordial, o,

2. Vistiendo la ropa con la que se siente con la mayor seguridad y confianza.

Como asesora en imagen personal, siempre las recomiendo optar por la segunda opción, así que en nuestra columna te daremos los tips para romper y atacar los mitos y pretextos más comunes de la imagen que impiden causar un gran impacto en esas ocasiones especiales.

1. No puedo gastar en eso

¿Te ha pasado que en ocasiones te sientes culpable por gastar más dinero en ti?. Esto pasa por el “síntoma del condicionamiento”, que nos conduce a gastar más en otras personas, como el esposo, hijos o tal vez padres, que en nosotras y cuando llegamos a hacerlo, sólo adquirimos prendas que son unas gangas y que nos decimos a nosotras mismas ¡más vale que las adquiera en rebajas!

iStockphoto/Thinkstock

Al invertir en tu apariencia, también inviertes en tu futuro personal y profesional, por lo que hay que quitarse el sentimiento de culpabilidad y optar por prendas, accesorios y tratamientos de belleza que nos hagan sentir bellas y de mejor ánimo.

Tips

 

El cabello, es el talón de Aquiles de las mujeres, por lo que, te sugiero que no descuides este accesorio, ya que te permitirá con una pequeña inversión llevar el factor wow de tu vestimenta. Acude a un salón de belleza para una mascarilla hidratante que por lo general son bastante accesibles y seguramente te darán un masaje capilar con el que te olvidarás de ese “sentimiento de culpabilidad” tan molesto.

Otra de las maneras de romper con este mito, es adquirir una prenda de muy buena calidad, que representa una gran inversión a largo plazo. No te preocupes por el precio, porque al pasar el tiempo seguramente olvidarás de él, pero no su calidad.

2. No tengo tiempo

Jupiterimages/Polka Dot/Thinkstock

Si eres de las mujeres que relega a segundo plano su apariencia personal, sobre todo si tienes un trabajo que hacer, una casa que cuidar y una familia que alimentar, seguramente te aparecerá una y otra vez el sentimiento de culpabilidad.

El mejor tip para atacar esta situación es el orden en tu guardarropa, cuando todo parece campo de batalla resulta muy difícil encontrar las prendas ideales y combinarlas con tus accesorios. Ser ordenada te permitirá lucir espectacular, ya que una apariencia de  diez es resultado de una planeación cuidadosa.

¿Cómo ordenar tu closet?

Existen varias maneras de hacerlo y todas ellas dependen de tu personalidad y estilo. Hay personas que se sienten más cómodas si tienen a la vista todas sus prendas y accesorios, ya que así recuerdan fácilmente con lo que cuentan y pueden combinar mejor. Si optas por esta opción, la clave es el espacio, se necesita que cuentes con un closet amplio y de puertas transparentes

Mi sugerencia es que optes por la clasificación por tipo de prenda (faldas, pantalones, blusas y vestidos) y por color, así podrás mezclar y combinar de una manera más práctica y divertida.

3. ¿Qué diría la gente?

Jupiterimages/Pixland/Thinkstock

 

Es un hecho que si empiezas a darle más importancia a tu imagen y la vas transformando, tus compañeros de trabajo y amigos te harán comentarios y posiblemente hasta bromas, así que prepárate para escuchar toda clase de comentarios.

Tip

Lo importante es que seas consciente de que a las mujeres en general no nos interesa parecer vanidosas, ya que la gente que siempre piensa y habla de su apariencia se torna bastante aburrida. Sin embargo, te comento que la obsesión personal y la vanidad surgen de la inseguridad y difieren mucho de la autoestima, la cual surge de la confianza y de un punto de vista equilibrado de tu historia personal.

La autoestima siempre se refleja en la apariencia y también en la manera en que te presentas respecto a tu familia, amigos y compañeros de trabajo.

4. Soy ama de casa

Jupiterimages/Brand X Pictures/Thinkstick

 

Es un error considerar que sólo las mujeres que trabajan en empresas o corporativos son las únicas que deben luir bien, en mi opinión, la diferencia entre una profesionista y una ama de casa es que la primera tiene un horario fijo de oficina y la segunda resulta ser casi un actividad de tiempo completo.

El hecho de estar en casa no significa que no puedes estar a la moda. Tal vez no trabajes fuera de casa, pero sí estas trabajando. Aún si te la pasas con los niños, necesitas verte bien, lo cual implica dedicar un tiempo razonable para cuidar de tu apariencia.

A mis clientas que se dedican 100% al hogar, siempre les recomiendo que dediquen al menos medio día, dos o tres veces por año para actualizar su vestuario, eso permitirá evitar las compras impulsivas y gastar más de lo previsto, ya que cuando deciden comprar alguna prenda sólo porque están aburridas, se corre el riesgo de que no combine con lo demás.

5. El síndrome del pantalón deslavado

Jupiterimages/Polka Dot/Thinkstoc

 

Cuando estamos en el acelere total y parece que no va a parar semana tras semana, es muy fácil relegar la apariencia al final de la lista de las prioridades. Posiblemente, porque no socialices mucho y estás muy cansada para pensar acerca de tu vestimenta, resulta muy fácil utilizar el mismo pantalón día tras día, sea de mezclilla o de jersey.

¡Recuerda que tu apariencia siempre va a contribuir en gran medida con la capacidad para hacerle frente a tu estado de ánimo!

Tip

Elige prendas clásicas, vestidos y pantalones en corte recto y en tonos neutros, que se mezclen y combinen bien, además que sean fáciles de lavar, Así tendrás más tiempo para dedicarle al arreglo de tu cabello y al maquillaje.

Recuerda que las mujeres mejor vestidas y que causan una mejor primera impresión son las que están preparadas para solicitar asesoría, ya que están conscientes de aquello que no conocen.

Las mujeres que dicen “yo sé que me favorece y no tengo nada más que aprender”, corren el riesgo de quedar atrapadas en la rutina del “yo-yo” y quedar desactualizadas.

La mayoría de las mujeres caen en la trampa de sentirse culpables por solicitar ayuda, piensan que deberían haber nacido con el gen de vestir apropiadamente, sin embargo, no todas nacen con sentido del estilo.

Al equipo de Upper Imagen le encantará saber de ti…

Geraldine@upperimagen.com

www.upperimagen.com

Tel (55) 46330939. México, D.F.

También podría gustarte
Comentarios