Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Cuello y escote perfectos

La piel que recubre al cuello y escote es más delgada en comparación con otras partes del cuerpo. Por eso, el envejecimiento en estas dos zonas es más rápido. La cosmeatra Vera Angélica Miranda comenta: “Es muy importante iniciar los cuidados de nuestra piel de manera preventiva e irlos adaptando de acuerdo con cada etapa de la edad madura. La estructura y el estado de la piel dependen de múltiples factores desde hereditarios hasta ambientales (la exposición al sol), estilo de vida, hábitos alimenticios, estabilidad emocional, estado de salud, la falta de cuidados e incluso la postura del cuerpo. Todo ello sin olvidar el paso inevitable del tiempo”.

El mejor aliado
La piel es un órgano vital para la acción de los estrógenos, ya que contiene receptores para ellos y puede metabolizar activamente estas hormonas. Los estrógenos aumentan su grosor y mantienen la humedad y la elasticidad cutáneas. Su disminución o ausencia con el paso del tiempo, repercute en la apariencia. Por ello es necesario mejorar el estado y aspecto de la piel ante estas alteraciones.

Más flexibilidad a tu piel

Diversos estudios clínicos y científicos han demostrado la efectividad de IMEDEEN Prime Renewal al beneficiar significativamente la densidad de la piel, reducir la flacidez y la laxitud. Además de ayudar a disminuir las arrugas de frente, contorno de ojos y boca, así como la aparición de manchas en la piel, estos beneficios se extienden  a la zona del cuello y el escote. Su formulación incluye ingredientes naturales como el Complejo Biomarino, único capaz de reducir los signos del envejecimiento, además del Complejo Vitea, potente combinación de antioxidantes y extracto de soya que la convierten en la más avanzada tableta reconstructora de colágeno y elastina que existe en nuestros días.

Ejercicios diarios

Si deseas lucir un cuello y escote perfectos, estos consejos te serán de gran ayuda. Con series de 10 repeticiones, realiza cada uno de estos ejercicios.
• Con la espalda erguida, lleva la cabeza hacia atrás, mirando hacia el techo. Abre y cierra la boca lentamente repetidas veces, sintiendo la tensión y el estiramiento en la parte frontal del cuello.
• Baja la barbilla hasta tocar el pecho, levanta la cabeza lentamente y regrésala a su posición natural.
• Pronuncia de forma exagerada y abriendo bien la boca, primero la letra “o” y después la letra “x”; sentirás cómo estiras el cuello y el área del escote.

 

También podría gustarte
Comentarios