Despídete de la ropa que ya no usas

Qué difícil es despedirse de nuestra familia y amigos en ocasiones de cambios y retos, pero es más difícil decir adiós a esas prendas que residen en la profundidad de nuestro clóset y que por razones de talla, estilo o simplemente, porque fue una compra impulsiva, ya no corresponden a nuestro cuerpo, estilo y modo de vida.

En mi experiencia como asesora en imagen personal, he sido testigo que incluso llegamos a guardar y mantener por años, prendas que por su valor sentimental, no queremos desprendernos de ellas aún cuando nunca usaremos, lo cual ocasiona seguir acumulando y en consecuencia, tener poco espacio para las piezas que sí usamos.

Lo más importante es tomar la decisión de depurar nuestro clóset sin culpas y con toda la actitud de cambio y renovación, aquí te decimos cómo:

De la vista nace el amor

GeogeDoyle/Stockbyte/Thinkstock

En los desfiles de moda, se tiene la costumbre de que previo al inicio, los diseñadores extienden sus prendas de tal manera que de un solo vistazo puedan verlas y decidir qué modelos las portarán. Tú también puedes hacerlo, saca esas prendas que nunca has usado y extiéndelas en tu cama así podrás verlas, analizarlas y determinar cuáles y cuántas tienes en ese estado.

Posteriormente, toma cada prenda y analiza objetivamente si corresponde a tu talla, estilo y modo de vida presente, si la respuesta es negativa será mejor que las clasifiques en categorías: lo que se tenga que arreglar, lo que deba donarse o bien, lo que se pueda vender.

Si la respuesta es positiva, entonces lo siguiente será probártela frente al espejo, la prueba de fuego será el reflejo que obtengas, debes lucir estupenda y feliz, de ser así, esa prenda es para ti y su lugar en el closet será diferente.

iStockphoto/Thinkstock

 

Por temporada 

No es buena idea deshacerse de la ropa de poco uso y de otra temporada como sombreros, abrigos, pantalones de pana, impermeables, ropa térmica, vestidos de noche largos etc., porque posiblemente sí las usarás, así que te recomiendo colgar o doblar cada prenda en fundas de plástico o de tela, para que queden bien resguardadas de polvo.

Si es el caso que tengas exceso de ropa y accesorios de otra temporada, te sugiero ubicarlas junto con las maletas en la parte alta del clóset, ya que por ser un espacio alto resulta poco cómodo para prendas de uso cotidiano.

Orden ante todo

Fuse/Thinkstock

Una vez que ya decidiste deshacerte de esas prendas que nunca usarás, ahora es importante ordenar tu clóset. Existen muchas maneras de ordenarlo, la mejor será la que se acomode al tipo y forma de closet, así como la cantidad de prendas que tengas.

Te sugiero empezar por ordenar las prendas por grupos, color y estilo, así podrás ver las prendas con las que cuentas y cuáles te hacen falta: pantalones de vestir, pantalones de mezclilla, blusas, faldas, vestidos y ropa de temporada.

Hemera/Thinkstock

 

¡Una pizca de buen olor!

Te recomiendo una manera práctica y muy económica para mantener un buen aroma en tu closet, puedes guardar el envoltorio de los jabones aromáticos o los frascos de los perfumes secos dentro de los cajones, ya que de esta forma se impregnará de buen olor todas las prendas que uses.

Mi última recomendación es que tu clóset no debe ser un misterio, sino el cofre donde guardas todos y cada uno de los tesoros que has adquirido a lo largo de los años, por lo que, todas las prendas y accesorios deben corresponder a tu tipo de cuerpo, estilo y modo de vida actual.

Al equipo de Upper Imagen le encantará saber de ti…

Geraldine@upperimagen.com

www.upperimagen.com

Tel (55) 46330939. México, D.F.

 

 

También podría gustarte

Comentarios