¿Cómo combatir la celulitis?

celulitis2Por Angélica Gutiérrez Gasca

La celulitis no distingue entre mujeres jóvenes y adultas, entre delgadas o gorditas. Después de la pubertad, del 85 al 98 % de las mujeres presentan celulitis. Descubre qué puedes hacer para eliminarla.

La celulitis, también llamada “piel de naranja”, es un trastorno de la piel

Se caracteriza porque en determinadas zonas del cuerpo (principalmente los muslos), se forman bolitas de grasa, agua y toxinas en la capa más superficial de la piel. Según los expertos, se debe a factores de herencia genética y a las hormonas femeninas sí, es un mal exclusivo de las mujeres.

Tipos de celulitis

Existen cinco y algunos se presentan en situaciones muy específicas. Son:

Dura: se presenta en deportistas o bailarinas que tienen tejidos bien tonificados y firmes. Es resultado de una mala nutrición y oxigenación. En ocasiones también provoca estrías.

¿Cómo combatir la celulitis?
dolgachov/iStock/Thinkstock

Flácida: es típica en personas sedentarias, que dejaron de ejercitarse o que suben y bajan de peso drásticamente.

Generalizada: aunque inicia en la adolescencia, la encontramos en mujeres obesas con hábitos alimenticios desequilibrados.

Localizada: se localiza en piernas, abdomen, glúteos, tobillos, debajo de los hombros y la parte superior de los brazos. Ocasiona dolor y pesadez en las piernas.

Edematosa: la más común en adolescentes y jóvenes. A simple vista, es la típica piel de naranja.

Paso a paso

No creas que la celulitis aparece de la noche a la mañana. Se desarrolla en cuatro fases. Presta atención, porque el tratamiento dependerá de la fase en que tu piel se encuentre.

1. Se sienten las piernas pesadas. La zona con el problema se percibe menos elástica y más fría. Puedes ver la textura de naranja si presionas la piel.

celulitis2. La piel de la zona duele cuando la tocas. Aparecen estrías y várices, y aumenta la tendencia a engordar.

3. La piel está fría, seca y con hoyitos. También aparecen várices profundas, estrías nacaradas y flacidez.

4. La piel de naranja se nota a simple vista, sin necesidad de presión. Se forman nódulos duros pero que no duelen.

Las dos primeras fases son reversibles y, dependiendo de cada persona, fáciles de contrarrestar. Lo más importante que siempre debes recordar es que la celulitis no se quita del todo aunque desaparezca: sólo se controla. Por eso, cualquier cuidado debe ser constante y permanente, incluso aunque tu piel vuelva a estar perfectamente lisa.

¡Ponle un alto!

Controlar la celulitis es cuestión de buenos hábitos. Todos te ayudarán a tener una buena salud, así que velos como un programa completo para verte guapísima.

Ejercítate con frecuencia, por lo menos 30 minutos cada tercer día. Así puedes prevenir la flacidez.
¡Camina! Te ayudará a relajarte, pues el estrés provoca la acumulación de toxinas que se convierten en celulitis.
Lleva una dieta balanceada que incluya mucha fibra, frutas como toronja y manzana, y verduras como pepino, apio y elote.
Bebe entre seis y ocho vasos diarios de agua. Te ayudará a desechar toxinas. No bebas más de tres litros porque podrías desmineralizarte.
No te pongas ropa elástica ni muy apretada, sobre todo jeans. Tu piel necesita respirar.
Frota tus piernas con un jabón de algas marinas. Algunos vienen dentro de una malla de mecate, lo que mejora la absorción. Sólo no talles con demasiada fuerza: el chiste es reducir la celulitis, no lastimarte la piel.
Aplícate una crema especial para la celulitis. Hay productos que tienen sustancias que ayudan a desinflamar, drenar y eliminar toxinas. La mayoría de los tratamientos se aplican con un masaje especial, así que lee las instrucciones para checar cuál le corresponde al que compres.

¡Sé constante y continúa estos hábitos aunque tu piel vuelva a lucir impecable! ¡Así evitarás que regrese!

También podría gustarte

Comentarios