Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

5 pasos básicos que cualquier rutina de belleza debe incluir

Estar saludable, tal y como señalan en Nutrición Sin Más, en ocasiones puede parecer algo muy complicado. Pensamos que debemos invertir demasiado tiempo y dinero para lograr sentirse y verse bien.

Sin embargo, no hay nada más alejado de la realidad. Tenemos la impresión de que cuidarse a sí mismo requiere muchísima fuerza, pero todo es cuestión de costumbre y rutina. Esto incluye el ámbito de la belleza.

Para tener una rutina de belleza completa, no hace falta invertir cinco horas diarias. Al contrario, sólo necesitas conocer estos trucos e incluirlos en tu día a día. Verás lo sencillo que es mantenerse bella sin necesidad de sufrir o esforzarse mucho.

Conoce tu tipo de piel y tenlo presente

Básicamente, este consejo es primordial al momento de conformar tu rutina de belleza. Si no conoces tu tipo de piel, es muy probable que termines escogiendo cremas y productos en general que no se adapten a ti. En consecuencia, tu rostro no se verá tan bien como podría verse.

Identificar el tipo de piel que tienes no es tan complicado. Si tu piel suele producir mucha grasa con facilidad y permanece con una sensación grasosa durante casi todo el día, tu piel es grasosa. Si, por el contrario, no produce casi sebo y es propensa a agrietarse, seguramente tu piel es seca.

Por otra parte, si la zona T de tu cara (tu nariz y frente) suele producir grasa, mientras que el resto de tu rostro suele sentirse seco o sin ningún problema en lo absoluto, tu piel es del tipo mixta.

Igualmente, debes recordar que esto puede cambiar potencialmente dependiendo de la época del año en la que te encuentres. En invierno, por ejemplo, la piel suele resecarse mucho más y puede que requieras cuidados especiales para piel seca. ¡Atenta con esto!

Saltar el desmaquillante no es una opción

Sí, así como lo lees. No quitarte el maquillaje es un gran error que debes evitar a toda costa, sin importar qué tan cansada estés.

Dejar el maquillaje en las noches no dejará que tu y tus poros “respiren”. En consecuencia, tendrás una cara con aspecto más cansado, los poros se ensuciarán y habrá riesgo de que aparezcan espinillas y puntos negros.

Quitarte el maquillaje cada noche es elemental si quieres un rostro saludable, limpio y lleno de vida. Hay muchísimas opciones en el mercado que podrán adaptarse a tu tipo de piel y tu estilo de vida. ¡Sólo debes salir a buscar!

La exfoliación es elemental

Durante mucho tiempo, se ha demostrado los grandes beneficios que trae exfoliar la piel con regularidad. Por ejemplo, una buena exfoliación es clave para eliminar las células muertas de la piel, activar la circulación de la sangre en la piel y verse limpia y con una piel reluciente.

Por eso, es fundamental que toda rutina de belleza, por muy básica que sea, incluya una sesión de exfoliación una vez a la semana, como mínimo.

En el mercado de belleza hay muchísimas opciones de exfoliantes. Sin embargo, puede resultar toda una travesía encontrar uno ideal para tu piel. Puede que algunos exfoliantes sean muy caros o contengan sustancias que irriten tu piel, especialmente si no escoges uno adecuado para ti.

De cualquier forma, la naturaleza ofrece muchas opciones para esto. Por ejemplo, un gran exfoliante natural y económico cuya popularidad se ha disparado durante los últimos años. Seguramente has visto esas mascarillas negras que arrancan— casi literalmente— todas las impurezas y las células muertas de tu piel.

Ese “antídoto universal” es un excelente aliado para tu rutina de belleza, especialmente si quieres algo de bajo costo que realmente funcione. Además, su versatilidad hará que no tenga ningún desperdicio en tu casa. ¿Quieres saber cómo lo puedes usar?

Hidrata, hidrata e hidrata

Podrás haberte preguntado por qué necesitarías usar hidratantes en la piel si sueles sentirla totalmente normal.

Pues, en realidad, cuando comienzas a aplicar hidratantes ves casi inmediatamente una gran diferencia en tu rostro. Tu cara se sentirá más fresca, las líneas de expresión reducirán y tu piel lucirá mucho más radiante.

No temas hidratar tu rostro. Notarás lo bien que tu rostro se pondrá y te sentirás mucho más fresca. Nuevamente, es sumamente relevante que tomes en consideración tu tipo de piel y la época del año en la que estés.

Protección solar, ¡sin excusas!

“Si mi piel es oscura, no debo usar protector solar”. ¡Falso! Este es uno de los mitos de belleza más grandes y graves que hay.

No importa si tu tez es de tonos oscuros, medios o claros. Da igual la temporada del año. Los rayos solares no perdonan a nadie. Utilizar protección solar es obligatorio para evitar manchas, arrugas y, especialmente, cualquier problema de piel mayor causado por estos rayos.

También podría gustarte
Comentarios