Agrega estos tips a tu rutina de belleza y luce más saludable

Los cambios son importantes, pero no siempre es necesario modificar todo lo que hacemos para obtener resultados, pues en ocasiones solo hace falta arreglar algunos detalles en nuestras actividades de todos los días para notar la diferencia.

Por eso, verte y sentirte mejor no tiene que ser algo difícil o aburrido: basta que integres algunos de los hábitos saludables que te proponemos a tu rutina para sentir esa efectividad. Poco a poco, notarás que duermes mejor, despiertas con más energía e incluso tu ánimo mejora.

Termina tu baño con 30 segundos bajo el agua fría: Puede sonar descabellado, pero un chorro de agua fría tiene muchos beneficios para el cuerpo si se aplica de manera moderada, pues ayuda a cerrar los poros, estimular la circulación, moderar la producción de las glándulas sebáceas e incluso puede darle un boost a tu sistema inmunológico.

Protégete del sol: ¿Eres de las que cree que los rayos del sol son inofensivos? Por desgracia, no es así, pues el exceso de exposición al sol puede causar quemaduras, manchas en la piel y otros problemas que pueden volverse muy serios. No olvides aplicar protector solar 20 minutos antes de salir a la calle y repetir este procedimiento al menos cada 4 horas.

Dale espacio a los antioxidantes en tu dieta: Entre más consumas alimentos frescos y con estos compuestos, notarás un cambio en tu piel, pues intervienen de manera directa en la producción de colágeno y la renovación de las células de la piel. Consume frutas y verduras rojas y verdes, semillas, nueces, pescados y aves.

Duerme más y mejor: Dormir es una de las mejores actividades para reparar la piel y el cuerpo. Se recomienda dormir de 7 a 9 horas y para que éstas sean óptimas, debes evitar el uso de aparatos con pantallas al menos una hora antes de dormir, hacer ejercicios de reparación y mantener tu habitación a una temperatura agradable para que concilies el sueño.

Practica meditación: No es necesario ir a un retiro espiritual para mantener tu mente en calma. Descarga apps de meditación o busca tutoriales en YouTube e inicia practicándola durante cinco minutos al día. Además de obtener una mayor claridad mental, tus niveles de estrés disminuirán, lo que contribuye a una mejor salud.

Exfolia tu piel una vez por semana: La piel se renueva constantemente y produce millones de células muertas cada día. Por eso, es importante que uses un exfoliante para rostro o cuerpo una vez a la semana. Esto te ayudará a retirar las capas de células muertas y destapar los poros.

Hidrata siempre tu piel: La piel se reseca fácilmente, y por eso necesita de cuidados constantes, en especial en zonas tan delicadas como los labios. El uso de humectantes una o dos veces al día hará la diferencia, en especial si los aplicas después de bañarte o lavarte la cara. Tu piel tendrá mayor elasticidad y un tono más luminoso.

Hacer de tu rutina algo más saludable puede ser muy fácil, en especial si eliges un producto que reúna muchas de estas características. La buena noticia es que ese producto existe: eos, el bálsamo labial que funciona tan bien como se ve y es el único producto avalado por la Sociedad Mexicana de Dermatología. Prueba el nuevo eos Frutos del bosque, que además de tener un delicioso sabor a moras, es rico en antioxidantes y gracias a su fórmula hecha con ingredientes naturales como manteca de karité y aceite de jojoba, hidrata tus labios y los mantiene hermosos y saludables.

Lleva una mayor humectación a tu rutina con eos e integra estos tips a tu vida diaria para lograr un aspecto más saludable.

También podría gustarte
Comentarios