Soluciones contra la celulitis

Soluciones contra la celulitis
dolgachov/iStock/Thinkstock

A excepción de algunas suertudas, la gran mayoría de las mujeres padecemos celulitis. Como su aparición está ligada a nuestras hormonas, se explica por qué los hombres no la tienen y por qué aparece sin que importen edad ni peso.

La causa más frecuente de la celulitis es el aumento de estrógenos en nuestro organismo

En otras palabras, con la pubertad, el embarazo, el uso de anticonceptivos y los periodos de ovulación. Este fenómeno hormonal provoca la acumulación de líquidos y toxinas en los tejidos: el resultado es una “piel de naranja” que se concentra en caderas, muslos, glúteos y abdomen.
Si bien la celulitis no puede eliminarse, sí puede controlarse e incluso disminuirla considerablemente. ¡Te explicamos cómo lograrlo!

Sus temibles aliados

Aunque la celulitis es una condición femenina, su apariencia puede empeorar si se combina con los siguientes factores:

* Una mala alimentación, rica en sales.
* Vida sedentaria.
* Estrés (incrementa la producción de hormonas).
* Problemas digestivos que reduzcan la oxigenación celular y aumenten los niveles de toxinas.
* Una mala circulación sanguínea.
* Insuficiencia respiratoria, en especial la causada por fumar.

Tips para reducirla

La clave para reducir (y con suerte, desaparecer) la celulitis es la constancia. La única forma de reducir la celulitis es si te ejercitas y aplicas los tratamientos ya como parte de tu estilo de vida. Si los suspendes, en poco tiempo la celulitis volverá a aparecer.

* Haz ejercicio, sobre todo, procura caminar o andar en bicicleta.
* Tonifica tu cuerpo como parte de la rutina: aun cuando la celulitis permaneciera, se disimulará si tus músculos están firmes.
* Si necesitas permanecer mucho tiempo sentada, ponte de pie cada vez que puedas. Así motivarás tu circulación sanguínea.
* Los masajes diarios ayudan a reducir la celulitis. Usa productos especiales para combatirla o que reactiven la circulación sanguínea.
* Trata de no usar ropa muy ajustada, pues interrumpirá tu circulación.
Trata de relajarte: aparta tiempo exclusivo para ti y practica alguna disciplina como meditación o yoga.

Soluciones contra la celulitis
Daniel Sroga/Hemera/Thinkstock

Cuida tu alimentación

Para combatir a la celulitis, necesitas consumir alimentos bajos en calorías y con propiedades diuréticas. Si bien la toronja está considerada como el alimento anticelulítico por excelencia, algunos especialistas sugieren no ingerir más de dos por día.

¡Consulta a tu nutriólogo antes de hacer cambios importantes en tu régimen!

1. Bebe ocho vasos con agua al día. ¡Los tés y las sopas de verduras también cuentan!

2. Modera tu consumo de sal porque contribuye a la retención de líquidos en el cuerpo. Recuerda que los alimentos enlatados son ricos en este ingrediente.

3. Modera tu consumo de especias, sobre todo si tu estómago se irrita con facilidad.

4. Prefiere los alimentos ricos en fibra, los vegetales frescos y las verduras de hoja verde. También aumenta tu consumo de proteínas procedentes de carnes magras y de pescado.

5. Reduce tu consumo de cafeína a una porción diaria de café, té o refresco de cola. Haz lo mismo con tu consumo de alcohol.

Los tratamientos

Los especialistas afirman que no existe ninguna crema ni tratamiento que elimine la celulitis del todo… aunque sí ayudan. En realidad, te ofrecen resultados temporales que puedes prolongar siempre y cuando seas constante.

Si deseas probar alguna crema o tratamiento contra la celulitis, prefiere aquellos productos que rompan los bloques de toxinas y motiven la circulación sanguínea. Busca que tengan hierbas, aceites o cafeína como sus ingredientes principales.

Soluciones contra la celulitis
AND-ONE/iStock/Thinkstock

Algunos productos cuentan con fórmulas especiales para combatir la celulitis

Sin embargo, el masaje con el que se aplican resulta igual de importante. ¡Fíjate en estos tips!

* Procura aplicarlos en ayunas: tu organismo todavía no empieza a acumular la grasa de los alimentos.
* De preferencia, aplícalos después de bañarte. Como tu piel estará caliente y tus poros abiertos, penetrarán con facilidad.
* Antes de aplicarlos, date un masaje sólo con la mano, sin tratamiento, para movilizar los tejidos. Usa movimientos circulares en la parte alta de los muslos, los glúteos y el vientre.
* Aplícate el producto con el masaje indicado en el empaque.

También podría gustarte

Comentarios