Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Consiente a tus pies

Tú puedes recrear una experiencia de spa y salón de belleza en casa para ¡mimar a tus pies!, realmente lo merecen pues es importante descansarlos. Toma en cuenta que no sólo en épocas de calor debes lucirlos, sino en cualquier estación del año, es necesario consentirlos. ¿Quieres saber cómo?

1. Prepara

Retira cualquier rastro de esmalte que haya quedado de tu último pedicure. Lima tus uñas en una sola dirección hasta que queden un poco más cortas que tus dedos (no limes con movimientos de vaivén, porque puedes dañarlas). Para terminar, redondea suavemente sus extremos.

2. Remoja

Llena una tinaja con partes iguales de agua tibia y leche entera, asegurándote de que cubre hasta tus tobillos. Aplica un poco de aceite para cutículas en cada dedo y remoja tus uñas durante 5 minutos.

3. Limpia

Saca un pie del agua. Con suavidad, empuja las cutículas con un palito de naranja, sin cortarlas. Haz lo mismo con el otro pie.

Si quieres retirar los padrastros, frota con alcohol un cortador de cutículas y sé muy cuidadosa.

4. Exfolia

altrendo images/Stockbyte/Thinkstock

Frota tus pies, desde la planta hasta los tobillos, con una lima o piedra pómez. Enjuágalos, sécalos y aplica una crema humectante especial para ellos; de preferencia, busca una con ingredientes espesos como coco o shea.

5. Embellece

Separa los dedos de tus pies y frota las uñas con quitaesmalte. Después píntalos: comienza con una capa base y sigue con el color que prefieras. Espera 2 minutos antes de aplicar una segunda capa. Deja que las uñas se sequen durante una hora; quizá queden listas antes de ese lapso, pero todavía podrían estar vulnerables al daño.

¿Quieres disfrutar todavía más tu pedicure? ¡Prueba estos sencillos cambios!

  • Si te duelen los pies, añade un poco de sales de Epson o algunas gotas de aceites esenciales para que descansen (menta para refrescar, lavanda para relajarlos y romero para revitalizarlos).
  • Después de limar tus pies, exfólialos hasta las rodillas. Puedes usar un producto comercial o preparar una mezcla con azúcar y aceite de oliva.
  • Si quieres hidratarlos todavía más, mete una toalla en el microondas por 30 segundos y cúbrelos con ella después de aplicarles crema. Retira cuando la toalla empiece a enfriarse.

¿Conoces alguna otra forma de consentir a tus pies?

También podría gustarte
Comentarios