Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

10 secretos para lograr el éxito y la paz interior

El ser humano puede convertirse y ser lo que piensa. Si llenamos nuestras vidas de pasajes y emociones negativas, nuestras vidas serán tristes y oscuras.

Nadie es culpable de lo que nos sucede

Nosotros somos los que moldeamos y conformamos nuestras vidas de acuerdo con nuestros propios pensamientos. Por eso es importante visualizar; visualizar cómo queremos ser, cómo queremos estar en determinado tiempo, cómo nos queremos ver.

La visualización requiere reemplazar todos los pensamientos negativos por positivos, dejar atrás todas las etiquetas que nos pusieron o nos adjudicamos cuando éramos pequeñas: nunca podré terminar mi carrera, no me casaré, siempre seré gorda, mi madre me decía que soy inútil…

Visualiza tu sueño más grande haciéndose realidad con las siguientes claves, así estarás de alguna forma poniendo los cimientos para que se realice.

10 Secretos para lograr el éxito y la paz interior
Jacob Wackerhausen/iStock/Thinkstock

10 secretos para lograr el éxito y la paz interior

Wayne W. Dyer, en su libro “Diez secretos para el éxito y la paz interior”, nos da la pauta a través de 10 pasos a los que él llama “secretos”, para poder vivir nuestra vida con plena conciencia y permitiéndonos lograr que nuestra vida sean sueños hechos realidad.

1. Ten una mente abierta sin apegos. Abre tu mente a todas las posibilidades, deja de estar encasillada en los condicionamientos adquiridos en el transcurso de tu vida. Una mente abierta representa a una persona pacífica, que ama y respeta cualquier forma de vida; que es generosa y llena de amor.

2. Libera la mente del miedo y deja entrar el amor. Hay que usar el hemisferio derecho del cerebro, que representa la intuición, más que el izquierdo que es el lado que piensa, que analiza, que calcula.

3. Da lo que más tienes. Siempre hemos sabido que para dar algo tenemos que tenerlo en nosotros, por lo que amándonos y respetándonos más, nos llenaremos de amor, mismo que irradiaremos a los que nos rodean.

4. Disfruta el silencio. Actualmente, el silencio aterroriza. Se sabe que cada uno de nosotros por lo menos tenemos 60,000 pensamientos diferentes cada día. Si tan sólo lográramos aquietar nuestra mente a la mitad, nos abriríamos a la posibilidad de conectarnos de nuevo con nuestra fuente original, haríamos contacto con nuestro ser en lo más profundo y disfrutaríamos de una paz infinita.

5. Vive en el aquí y el ahora. Debemos aprender que sólo existe el presente. No debemos vivir aferradas a nuestra historia, ésta pertenece al pasado y tampoco debemos pensar que todo lo mejor o lo peor se dará en el futuro, el futuro es incierto. Lo único verdadero es el aquí y el ahora, el presente, que es un regalo de la vida que debemos gozar a plenitud.

6. Cambia tu contrato con la realidad. La forma en que experimentamos a otras personas es a través de nuestros pensamientos. Todos llevamos nuestras relaciones en nuestras cabezas. No dejemos que nos maneje el ego y permitamos que sea el nivel de conciencia el que nos guíe y nos vincule a todos los seres vivos del planeta.

7. Vive sin resentimientos. Cuando vivimos con resentimiento, estamos permitiendo que el control de nuestra vida emocional lo tengan otras personas. Hay que dejar de buscar la ocasión para ofenderse y dejar de vivir en los niveles ordinarios de conciencia. Conviértete en una persona que no pueda sentirse ofendida por nada ni por nadie. Cuando dejes de querer tener siempre la razón y dejes de juzgar, conocerás la paz.

8. Haz tus sueños realidad. Pon en marcha todas las fuerzas que te permitirán hacer tus sueños realidad. A tu familia –y en especial a tus hijos– acostúmbralos a oír cosas positivas, recuérdales siempre todas sus cualidades y habilidades, trátalos siempre como responsables, inteligentes, bien parecidos y dignos de ser admirados.

9. Valora tu divinidad. Todos somos creación de Dios. No permitas que el ego te desconecte de la fuente divina. El ego nos hace creer que como entes individuales estamos en continua competencia con los demás, lo que nos lleva a vivir con ansiedad, culpa y odio.

10. Conserva la sabiduría de los pensamientos positivos. No dejes que los pensamientos de vergüenza, humillación, culpa y apatía entren en tu vida, pues te debilitan. Por el contrario, siempre busca pensamientos con una frecuencia superior y que te fortalezcan. Conviértete en una persona optimista, permite y acepta al mundo y a sus habitantes tal como son.

También podría gustarte
Comentarios