Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

15 mitos de belleza

1. Hay colores que no te quedan

Es cierto que, por tu combinación natural de piel, cabello y ojos, hay colores que te quedan mejor que otros. Pero no sabrás qué tal te quedan hasta que los pruebes. Bajo luz natural, pruébate sombras en diferentes tonos de los colores que “no te quedan”. ¡Seguro encontrarás uno que se vea bien!

Tip: ¡también aplica para tu ropa!

2. Lávate el cabello a diario

A menos de que tengas el cabello largo, lacio y muy pegado a tu cuero cabelludo, lavarlo a diario lo resecará sobre todo si lo tienes rizado, ondulado o teñido. Procura lavarlo un día sí y otro no. Si lo sientes “sucio”, aunque quizá no lo esté, no uses shampoo, sólo acondicionador.

3. El chocolate, el café y las frituras sacan barritos

Estas tres delicias son víctimas de la mala fama, aunque sí es cierto que una mala nutrición aumenta el acné. Además, piensa lo siguiente: ¿en qué época del mes se te antojan más? ¡Exacto, cuando te va a bajar, estás estresada, tus hormonas están más locas que de costumbre y te saldrían barritos aunque no las comieras! Con moderación, ¡no tienes por qué privarte de nada!

4. Hay productos que te quitan la celulitis

Te tengo una mala noticia: a menos de que seas una de las suertudas que nunca la tendrá, la celulitis te acompañará toda tu vida… por ser mujer. ¿O has visto a un hombre con celulitis? Lo que sí puedes hacer es combinar una dieta saludable con mucho ejercicio y con productos que aunque no te la quitan sí te ayudan a controlarla. Tampoco creas en los productos milagro.

5. Para bajar de peso, deja de comer pan

Aunque no lo creas, los cereales incluidos en el pan y demás son tu principal fuente de energía, así que necesitas comerlos. La lonjita surge por comer muchas harinas procesadas que no se usan y se almacenan como grasa. Para evitarlo, prefiere las harinas integrales y modera su consumo.

6. Si te cepillas mucho el cabello, se te abren las puntas

Haz esta prueba: no te cepilles el cabello un par de semanas… y no vas a notar diferencia alguna en el estado de tus puntas. Lo ideal es cepillarte el cabello dos o tres veces al día, con suavidad y con el cepillo que mejor le vaya a tu cabello. Para evitar las puntas abiertas, prefiere una dieta rica en vitaminas y minerales y usa productos o tratamientos que te ayuden a protegerlo.

7. Para que te crezcan las pestañas, ¡córtales las puntas!

¡Jamás te cortes las puntas de las pestañas! Hazlo y nunca te volverán a crecer. Mejor, ponte un producto especial para protegerlas y motivar su crecimiento.

8. Tienes que exfoliarte varias veces a la semana, especialmente si tienes cutis graso

Si tienes barritos o tu piel produce mucho aceite, exfoliarte un día no y un día sí resecará tanto tu piel que entrará en pánico y producirá todavía más aceite para nutrirse. Exfóliate una sola vez a la semana (o más pero sólo si tu dermatólogo te lo indica).

9. Si tienes la piel grasa, ya no necesitas humectarla

Es difícil de creer, pero la mayoría de las mujeres que tienen cutis graso… ¡también tienen piel seca! Usa productos especiales para tu tipo de piel que regulen la producción de aceite pero hidraten tu piel.

10. Cuando te depiles las cejas, tienes que seguir su curva natural

No siempre. Este mito existe porque la mayoría de las personas que se depilan las cejas no saben lo que están haciendo y acaban arrancándoselas todas. Hay más de una forma que le queda bien a tu rostro, incluso aunque no siga su línea natural del crecimiento. Si quieres cambiarla, eso sí, ¡ve con una experta!

11. No debes combinar marcas de cosméticos

Es cierto que combinar todos los productos de una misma línea suele mejorar el resultado final (por ejemplo, usar el desodorante y la crema que tienen el mismo perfume). Pero no te cases con una sola marca: quizá una base te quede súper bien pero prefieras los polvos de la competencia. ¡Y se vale!

12. Los productos orgánicos son mejores para tu piel

No necesariamente. Sí es cierto que son más naturales y son más amistosos con el medio ambiente, pero siempre debes prestar atención a los ingredientes. Por ejemplo, si sabes que eres alérgica a los mangos, ¡un cosmético natural que lo incluya te provocará el mismo efecto que la fruta!

13. Para perfumarte, nada como rociar perfume en el aire y caminar a trevés de él

Es muy romántico… pero lo que estás perfumando es tu ropa, no tu piel. Además de que pueden manchar tu blusa favorita, los perfumes están formulados para trabajar con el calor de tu cuerpo. Mejor aplícalo en los puntos de presión: muñecas, base de la garganta y detrás de las orejas.

14. Sólo debes usar protector solar si vas a la playa

El que no sientas los rayos del sol no significa que no estén afectando tu piel y hasta dañándola. Esto es cierto para días nublados, días de invierno y salidas a lugares con mucha nieve, que pueden lastimarte más que las playas. Sigue esta regla básica: si alcanzas a ver una sombra, ¡necesitas protector!

15. El jugo de limón puede crearte unos rayitos naturales

Sí… pero sólo si tienes cabello rubio y sales al sol. Si tu cabello es castaño claro o más oscuro, se pondrá anaranjado. Mejor, ¡ponte un tinte, aunque sea temporal! Lo que sí te ayuda a que esté más brillante es rociarte cerveza… ¡sólo que tiene que estar tibia!

 

También podría gustarte
Comentarios