Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

3 Claves del amor eterno

Luna de miel, no de hiel
En el noviazgo todo es dulzura. Es clásico que en esta época de la vida no haya nubarrones en el horizonte, porque lo que hace uno está en función de quedar bien con el otro. En el matrimonio, las cosas pueden variar, debido a que inicia una vida llena de tareas y responsabilidades que, si se asumen mutuamente, no deben dar lugar a complicaciones.
Una de las primeras complicaciones que se presentan al iniciar una vida juntos es la organización del hogar: la economía familiar, los tiempos para compartir en pareja, con la familia y los amigos, así como el espacio que destinarán para estar cada uno consigo mismo. Sin embargo, hoy es más sencillo que las parejas sean capaces de llegar a acuerdos desde que surge la idea de compartir juntos, es una forma distinta de comprometerse a la vida en matrimonio, pues desde un principio asumen una responsabilidad basada en el amor, el respeto, la comunicación y la tolerancia.
Los terapeutas de pareja aseguran que una relación afectuosa y armónica requiere de disposición, esfuerzo, flexibilidad y tolerancia. Recuerda que más allá del compromiso legal es un trato sentimental que se acuerda entre dos.

Amor de por vida
El amor se transforma con el paso del tiempo, pues la convivencia cotidiana les da la oportunidad de descubrir sus defectos y cualidades, de aceptarse y aprender a convivir con el otro. Esto va más allá del enamoramiento. Tal vez conozcas estudios científicos que afirman que éste tiene un tiempo de duración y que poco a poco termina. Sin embargo, el amor prevalece, pero se debe considerar que hay un punto fundamental para su existencia: el compromiso. “Si no existe este elemento, el amor no sería estable”, dice el Dr. Manuel González Oscoy. El profesor de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) afirma que junto al compromiso, están la pasión y la intimidad.
El experto advierte que debido a cuestiones psicosociales, la aceptación del compromiso se ha postergado. “Antes, las parejas se casaban muy jóvenes y estaban más sujetas a la presión social. También intervenía el aspecto biológico, se decía que podían concebir sin riesgos antes de los 30 años, ahora se sabe que pueden hacerlo después de los 40. El tiempo ha cambiado, mujeres y hombres pueden esperarse y cumplir algunas metas tanto personales como profesionales”.

¿Miedo al compromiso?
Jaime Martínez, especialista en Hipnosis Clínica, asegura que es normal el miedo al compromiso, ya que está en juego un cambio de vida y actualmente los mensajes que se dan sobre formalizar la relación con una pareja conllevan una valoración negativa, “como si hubiera más cosas por perder que por ganar”.
Regularmente, quien siente miedo al compromiso ignora sus capacidades y pone en evidencia su inseguridad. “La persona tiende a huir porque no sabe cómo responsabilizarse o en-frentarse ante las adversidades”, sostiene el Dr. Martínez. Sin embargo, quienes superan ese miedo a lo desconocido aprecian la importancia de formar una familia.
Como pareja, ambos se adaptan a una nueva dinámica social, muy distinta, cada uno tiene un desarrollo, pero entre los dos establecen normas de convivencia donde prevalecen el respeto, la lealtad y la confianza.

Fiel en lo próspero y en lo adverso
El Dr. González Oscoy destaca que el valor del compromiso implica la capacidad de responder por la otra persona, aunque debes tener presente que entre más similitudes tengas con tu pareja, menos probabilidades de enfrentar problemas habrá.
Hay novios que pasan por alto cuestiones como la educación, la cultura y los valores inculcados desde la cuna, pero éstos tienen que ver en la estabilidad de una relación. “Si hay similitud, la adaptación a la nueva vida se facilita porque permite pactos comunes y se consolida el respeto y la lealtad en la familia”. No olvides que al unir tu vida a otra persona tendrás que compartir alegrías y penas, porque cada uno debe ser para el otro, la persona con quien pueda contar siempre.

Pensando en el futuro
Los hijos traen muchas satisfacciones al hogar y también representan una serie de cambios en la vida de la pareja. Tal vez las adaptaciones podrán perturbar un poco la comodidad que hayan logrado en pareja, pero con base en el entendimiento sobre los criterios de crianza y educación, todo estará solucionado. Los hijos son de los dos y ambos tienen que ver igualmente por ellos. Aquí nuevamente el intercambio de puntos de vista es primordial, procura que haya un flujo de ideas, sentimientos y actitu-des. En el hogar, la comunicación es fundamental, sin ella no habría posibilidad de una vida matrimonial sana. No lo dudes, desarrolla tu capacidad de conversar y dialogar. Sin darte cuenta pasarás de una etapa a otra. Poco a poco transitarán a una nueva dimensión; con el paso del tiempo, tu relación profundizará en la intimidad y el compromiso. Verás cómo disfrutarás cada etapa y tu enlace emocional será siempre estable.

Comprométanse a…
• Respetar. Eviten comportamientos que puedan resultar ofensivos para el otro. Seguro él estará más atento a tus sentimientos porque emocionalmente eres su prioridad, igual debe serlo para ti, así que no escatimes tus atenciones.
• Ser leales y fieles. El respeto es básico, en un matrimonio debe ser la base y desencadenar en una serie de valores in-dispensables para aspirar a un matrimonio duradero y sólido.
• Mejorar la situación económica. Habrá una lista de necesidades que deberán satisfacer juntos con base en los ingresos comunes. No entren en discusiones estériles, den prioridad a lo básico: el pago de la casa, gastos médicos, de alimentación, vestido, transporte e impuestos. Después, en gustos individuales como cosméticos o equipos deportivos.

Claves del compromiso matrimonial
• Acéptense tal como son, sin pretender cambiarse.
• Destinen tiempo para conversar, busquen temas nuevos cada día.
• Tengan detalles que los sorprenda.
• Propicien un ambiente adecuado para la comunicación.
• Mantengan un mutuo respeto, en la convivencia diaria y en el trato verbal.

Agradecimiento:
www.mexicounido.org.mx
bojorge@mexicounido.org.mx

También podría gustarte
Comentarios