Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

3 Pasos hacia el cambio

Comprométete al cambio

Debes intentar y poner todo tu empeño para lograr tener los cambios que quieres. Una y otra vez, repítete a ti misma como
un mantra: “Tengo que cambiar”. Cuando empieces a notar que ya perdiste este enfoque, te identificaste y conectaste con el problema y/o la persona y empieces a enjuiciarte, a sentirte frustrada de haber caído en la misma situación de enojo, ponle freno a tus pensamientos y vuelve a empezar, no decaigas.

Otro foco de atención

Cuando pierdes la atención y te distraes, también pierdes la tranquilidad mental para afrontar con habilidad cualquier situación que se te presente.

La práctica de “volverlo a intentar” cambia por completo tu foco de atención. Te aleja de tus limitaciones y te reubica en tus habilidades. ¿Te sientes frustrada porque en cada uno de tus intentos, has vuelto a ser presa de tu ansiedad? No te preocupes, se trata únicamente de que sigues siendo muy rígida con tus expectativas; no has aprendido a navegar en tus mares mentales, los cuales están muy cargados emocionalmente y no conoces la manera de cómo salir de ellos y volver a tenerte confianza.

Puedes convertirte en una persona más efectiva con sólo aprender a usar tu tiempo y tu energía para hacer únicamente lo que puedas hacer en “el momento presente”. Solamente pon atención en lo que te está sucediendo en ese momento, no te pongas a pensar en el pasado o como sucedió tal o cual cosa.

Cuando por fin aprendas a relacionarte con tu vida de la forma en que se te presenta y no en la forma en que se te presentó o quieres que se te presente, en ese momento dejarán de afectarte las cosas externas, porque ya no caerás en el miedo que ocasiona el deseo.

¿Cómo cambiar nuestra vida para poder lograr mantener buenas relaciones o mejorar éstas, con todos los que nos rodean? ¿Cuántas veces nos hemos propuesto cambiar nuestra forma de ser? ¿Ser más tolerantes, más pacientes, más amables y una y otra vez fallamos y fallamos? Lo que se recomienda hacer es intentar, intentar y volver a intentar.

No decaigas. Es como cuando intentas meditar, al principio tu mente y tu cuerpo te llevan por mil diferentes pensamientos y sensaciones, que no te dejan ponerla en blanco, pero vuelves a intentarlo, repitiendo tu mantra continuamente u observando tu respiración, hasta que lo logras.

Paciencia y determinación

Para lograr que la práctica de “volverlo a intentar” prospere, debes tener mucha paciencia y determinación. En el budismo, estas cualidades se consideran paramitas, características esenciales para el crecimiento espiritual.

La paciencia te permite tolerar las veces que fallas y las veces que has tenido que empezar de nuevo.

La determinación proporciona la energía esencial para dirigir tu atención hacia lo que se necesita hacer en ese momento. Cada vez que te hayas fijado una nueva meta y de momento te salgas de curso, detente y vuelve a empezar. No te enojes ni te juzgues, sólo detente y empieza nuevamente.

Los 3 pasos hacia el cambio

1. Establece una motivación para “volver a empezar”. Observa qué sucede cuando pierdes tiempo en sentirte desmotivada y escapando de tu tranquilidad mental. No te juzgues. Así te darás cuenta de la energía y el esfuerzo que estás perdiendo; eso te motivará y te convencerá de que debes perseverar en alcanzar la meta.

2. Selecciona dos aspectos de tu vida diaria o de tus relaciones que quieras mejorar o cambiar, puede ser tu relación de pareja y/o tu relación con tus compañeros de trabajo o simplemente tu dieta. Empieza a practicar el “volver a empezar”. Esta práctica te recordará tus intenciones, tus metas; te ayudará a conocer y moverte dentro de tus emociones y pensamientos negativos, para reubicarte en el momento presente.

3. Deja que la meditación sea el laboratorio de entrenamiento para tu mente, para pensar y responder de esta nueva manera. La meditación te permite mantenerte concentrada y enfocada, por lo que podrás permanecer centrada en tus objetivos en el diario transcurrir de la vida.

También podría gustarte
Comentarios