Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

5 Maneras para ser feliz

Aprendemos a caminar, a hablar, a comer; se nos enseña a tener buenos modales, a leer, ser ordenadas y responsables, ¡pero nadie “nos enseña” a ser felices! Eso es algo que sólo nosotras podemos aprender y esforzarnos cada día para lograr.  Todo es cuestión de querer, sigue leyendo.

1. No todo es perfecto.
Así es, ni tú, ni siquiera la tipa más guapa y popular de la escuela o las chicas que ves en las revistas y en la tele, ni
nadie lo es. Así que vete acostumbrando y no seas tan dura contigo misma. Tampoco esperes a que todo esté “perfecto” para ser feliz porque, aunque suene muy frustrante, nunca lo estará. Así que empieza a ser feliz hoy, ahora, aquí, con lo que es. Acepta las circunstancias que hoy se te presentan en la vida y disfruta lo que tienes; está bien tener metas y que a veces te gustaría cambiar algunos aspectos para mejorar, pero no por ello pospongas tu felicidad “hasta que logres x o y”.

2. Problemas y dificultades.
El estrés, los problemas y otros percances, no deben ser motivo
para perder tu misión de ser feliz. Muchas veces, los obstáculos
son peldaños en nuestra vida que se nos presentan como una oportunidad para aprender o crecer. No lo veas como ¿por qué me está pasando esto a mi? Sino más bien ¿qué puedo yo aprender de esto? y atravesarlo, porque te aseguro que pasará pronto y al rato lo verás como un mal rato. Cada vez que tengas un problema, pregúntate: Esto será algo que me afectará en un año? Es realmente tan importante que deba dedicarle toda mi energía? Y por último y mi favorita: ¿Crees que mañana todavía sientas lo mismo?

3. Lo más fácil es lo más difícil.
Aunque suene raro, las cosas que más creemos que nos harán felices no lo son, en cambio las cosas más sencillas te harán por siempre feliz. Por ejemplo, ese amor que estás esperando, el bolso que tanto quieres o ese viaje que tanto esperas, pueden ser cosas que te hagan feliz en ese momento, pero no te darán la felicidad completa; y si seguimos poniendo el destino de nuestra felicidad en “cosas” o personas externas a nosotros, le estamos dando el poder a ese objeto o persona para ser felices. Y créeme, esa no es la fuente de la felicidad.

4. Disfruta de todo y de nada.
El simple placer de ver un atardecer, tomarte una taza de té, platicar con las amigas y bailar como si nadie te estuviera viendo, son algunos ejemplos de los que puedes hacer para sentirte realmente feliz. No se necesita mucho, practícalo todos los días y verás que así como te acostumbras a comer, dormir, y hacer ejercicio, la felicidad también será parte de tu rutina diaria y, en un santiamén, dejarás que los pequeños “topes” o contratiempos no sean tan importantes como para arruinarte el día…

5. Ríete de ti y de todo. La mejor manera de ser feliz es reírse.
Si eres capaz de reírte de ti misma y de las circunstancias de la vida, nada puede frenarte. Busca personas que te hagan reír, positivas y que se diviertan juntas. La vida es muy corta para estar amargado. No te tomes todo tan en serio, trata de verle el lado bueno y chistoso a cada situación. Todo es cuestión de actitud.

Tips para ser feliz:

•  Desde el momento en que te despiertas, visualiza cómo quieres que sea tu día, cómo te quieres sentir, estar, etc. Mantente abierta a que si las cosas no salen como tú esperabas, eso no te afecte.
•  Cuando te veas en el espejo, en lugar de ver tus defectos, sonríete, ve lo bella que eres, las cualidades y bendiciones con las que cuentas.
•  Aléjate de las personas que siempre están “grumpys”, que se quejan todo y que nada les parece. Rodéate de gente con actitud positiva.
•  Agradece lo que tienes, una manera de conseguir más cosas buenas, es agradeciéndolas cuando las recibes. Muchas son el trabajo y esfuerzo que le has dedicado, otras simplemente ¡te las dieron al nacer! De cualquier manera, disfrútalas y agradece.
•  Ser feliz es una decisión, así que decide ser feliz. No esperes a
que las circunstancias de afuera determinen tu vida o estado de ánimo.
“El pasto es más verde en el jardín de a lado.” Es cierto que siempre habrá alguien que tenga más, sea mejor (para algo), o más guapo, más alto, más chaparro, más inteligente (eso no es cierto porque todos somos buenos para algunas cosas), más rápido, más fuerte, etc, etc… Lo importante es aceptarte como eres, tener tus metas claras de lo que quieres; pero que sean reales porque no se vale ponerse como meta ser más alta, cuando simplemente eso no va a suceder. Pero si puedes decir: “quiero sacar buenas calificaciones”
y estudiar para lograrlo.

Recuerda, nadie tiene el poder de hacerte sentir mal a menos que tú lo permitas… ¡No lo permitas!
Tú tienes el poder, nadie más. Toma el control de tu vida y hazla como tu la quieres. Llénala de colores, sueños y risas que te hagan ¡feliz!

 

También podría gustarte
Comentarios