Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

5 Puntos básicos en el trabajo

¿Qué hace a una persona sobresaliente en la estructura de una empresa? Más allá del puesto que desempeñe o área en la que se trabaje, todos los colaboradores tienen en sus manos la oportunidad de desenvolverse con auténtica exquisitez mientras realizan sus tareas, y que los resultados en cuanto a metas y clima laboral, sean un auténtico orgullo para quienes integran la organización.
Aquí 5 reglas básicas que ayudarán a mejorar la comunicación y pulir algunos procesos de trabajo:

1. Ser líder, no poderoso.
El protocolo o código de conducta en una empresa, por claro que este sea, no dicta la manera de desenvolverse en las pequeñas actitudes que goza un colaborador distinguido. Esto la jerarquía no lo da y sin embargo, hace la gran diferencia entre un trabajador y otro. Ser puntual, evitar el uso del celular en las juntas, limitar el uso de la computadora durante una reunión estrictamente para cumplir el objetivo de ella, son sólo algunos ejemplos. Además, José Ma. Gasalla y Lelila Navarro, autores del libro Quien lidera confía, de Editorial Empresa Activa, recomiendan:

a. Dar el ejemplo de aquello que se exige.Comstock/Jupiterimages/Thinkstock
b. No hay que buscar “beneficios adicionales” por el cargo que se ocupa.
c. No hay que gastar más de lo estipulado en viajes o actividades fuera del sitio de trabajo.
d. Es importante no pisar el suelo que está limpiando el personal de limpieza y entablar un trato respetuoso hacia todas las personas con las que se labora.
Hay que pensar: un líder ¿es alguien que grita por los pasillos, manotea, piensa que es superior a los demás y tiene actitudes prepotentes?

2. Cumplir lo que se promete.
José Ma. Gasalla y Lelila Navarro explican que hay que estar atentos a jamás prometer aquello que se sabe no se podrá cumplir, así como también hay que vigilar que el ofrecimiento no sea usado como propaganda para ganar simpatía o buscar una promoción.

3. Ser claro.

Para ser una persona asertiva hay que cuidar todo lo que se expresa, así que se recomienda considerar los siguientes puntos:

a. Comunicar puntualmente lo que se espera de los otros.
b. No esconder información.
c. Jamás simular emociones.
d. No manipular.
e. Dar retroalimentación de forma constructiva.
f. Ser asertivo, con elegancia y sensibilidad.
g. Tener en cuenta que en algunos casos, sólo hay dos respuestas: sí o no.

4. Contestar la comunicación que se recibe.

Hay que dar respuesta a todos los correos electrónicos y responder las llamadas telefónicas. Nadie está exento de estas tareas y a todos les demanda tiempo. No sólo es de mal gusto no hacerlo, denota poco interés y respeto hacia el trabajo de los otros, por lo que dar acuse de recibido y dar una respuesta, es sustancial para evitar malos entendidos.

Un consejo más, es valioso cuidar la redacción y ortografía en la correspondencia. ¿Qué se puede pensar de un colaborador que no contesta un correo electrónico (sea o no importante) o peor aún, lo contesta con faltas de ortografía o el nombre del destinatario mal escrito?

5. Jamás negar el saludo a alguien. iStockphoto/Thinkstock

Esto es una muestra de educación básica en toda estructura laboral, independientemente si un día se tiene o no buen ánimo, tristeza o enojo, o bien, si se posee o no con un puesto de alta jerarquía, hay que desenvolverse con respeto y cordialidad todo el tiempo, ya que esto habla de madurez y autodominio.

Más allá de las capacidades o talentos personales, por más herramientas para la convivencia se tengan, será más firme la construcción de la carrera profesional que se anhela.

Para leer:

Quien lidera, confía. José Ma. Gasalla y Lelila Navarro, Editorial Empresa Activa.
Buen padre, mejor jefe. Natalia Gómez del Pozuelo, Editorial Empresa Activa.

“Creemos en México, ahora creamos en su gente”.

También podría gustarte
Comentarios