Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

5 Tácticas para hacer flexible tu horario de trabajo

Para muchas mujeres con familia, la idea de un horario de trabajo flexible es sumamente atractiva. Pero las empresas no siempre tienen la misma opinión. Antes de hablar con tus superiores acerca de la posibilidad de trabajar bajo un esquema menos rígido, debes pensar en la manera de hacer el planteamiento. Para que su solicitud tenga un resultado favorable, enfócate en lo que ellos quieren oír (los beneficios que su nuevo horario le traerá a la empresa), no en los beneficios que el arreglo tendrá para usted (la posibilidad de atender las necesidades de la familia). Además, siga estas recomendaciones:

1. Gánatelo.

Antes de solicitar un horario flexible, debes haber probado ser una persona indispensable, trabajadora y confiable para tu jefe, y tener al menos dos o tres años en la empresa. Debes haber demostrado la capacidad de hacer tu trabajo al derecho, al revés, maniatada y con los ojos cerrados.

2. Estudia la cultura corporativa.

Para predecir la forma en que tu empleador reaccionará ante el requisito, estudia las políticas de la empresa, pero presta atención a las acciones tangibles. ¿Qué es lo que se premia y se castiga en la empresa?, ¿alguien más de tu departamento trabaja medio tiempo, en horario flexible o desde casa?, ¿algún compañero ha hecho la solicitud y se le ha negado?

3. Conviértete en la mejor aliada de su jefe.

Piense en tu jefe como si fuera tu mejor cliente. Sin su consentimiento, la petición tiene pocas probabilidades de prosperar. Aún si logras la aprobación, es vital contar con el apoyo de tu superior al cien por ciento. De otra manera, él será el primero en sabotearla.

4. Investiga antes de acudir a recursos humanos.

Este departamento suele resistirse a acciones que se salen del esquema o que pueden “poner nervioso” a los superiores. Asesórate con empleados que hayan negociado este tipo de arreglo exitosamente y pregúntales cómo lo lograron.

5. Haz tu propuesta por escrito.

Especifica lo que deseas y ofrece un periodo de prueba. Explica la forma en que este arreglo aumentará tu productividad, le ahorrará dinero a la empresa (tú estás dispuesta a aceptar un recorte de sueldo) y cualquier otro beneficio que se te ocurra.

También podría gustarte
Comentarios