6 Retos de los negocios familiares

1. Determinación del salario. En una empresa convencional,
el ascenso y las recompensas están determinados por el desempeño profesional y la tarifa del mercado.
2. Dificultad para separar las necesidades económicas familiares de las financieras de la empresa. Si las necesidades de la familia se imponen, el negocio puede descapitalizarse.
Lo indicado es que la familia se adapte a las condiciones
del negocio, y no lo contrario.
3. Mezcla de intereses. Las cuestiones afectivas y los conflictos personales pueden afectar la objetividad de la toma de decisiones.
4. El cambio. Las empresas familiares suelen estar muy arraigadas a su modus operandum.
Pero la falta de flexibilidad para adaptarse a los tiempos puede condenarlas a desaparecer.
5. La sucesión. Frecuentemente, la persona indicada para ocupar el puesto del fundador se perfila durante años como sucesor natural, pero en otros casos, el proceso genera verdaderos dramas familiares.
6. Promoción de colaboradores que no pertenecen a la familia. Suele existir una resistencia a permitir que personas ajenas a la familia intervengan en decisiones cruciales. Los colaboradores que se ganan la confianza de la familia suelen ser sumamente apreciados. Por otro lado, si no se manejan adecuadamente, estos empleados pueden sentirse excluidos o desmotivados.

Las mujeres como cabezas
Mientras que los hombres suelen tomar una postura autoritaria al adiestrar a la siguiente generación, las mujeres tienden a animar a sus hijos a expresar sus propias ideas, y si éstas son meritorias, implementarlas.
De lo contrario, las mamás suelen pedir a los hijos que replanteen su idea y trabajen en ella, pero rara vez demeritan el concepto del hijo.

Ventajas de los negocios familiares
• La reputación familiar puede apalancar el éxito del negocio. Una reputación de integridad moral se refleja en la imagen del negocio (y viceversa). Siempre que la operación lo avale, clientes y proveedores suelen atribuirle a las empresas familiares cualidades como “basada en valores”, “cultura del esfuerzo”, “confiable” y “honesta”.
• Los miembros de la familia suelen tener un conocimiento profundo del producto y el negocio. Las generaciones jóvenes crecen con el negocio y éste se convierte en el centro de su vida.
• Condiciones de trabajo flexibles. Los miembros de la familia cuentan con mayor flexibilidad de horario e incluso de recursos dentro de su propia empresa, de la que podrían tener en cualquier otra.
• Motivación. Los miembros de la familia suelen estar sumamente motivados por mantener e incrementar el éxito del negocio, pues literalmente forma parte de su patrimonio.

También podría gustarte

Comentarios