Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

60 años, una etapa maravillosa

Hoy a nadie se le ocurriría pensar que una persona de 65 años ya es vieja. Sin embargo, hacia el año 1700 se era viejo a los 50; hacia 1800, a los 60 y hacia 1900 se era ya un anciano a los 70 o poco después. Actualmente, en ocasiones dudamos que una persona de 80 años lo sea, pues no es raro que a esta edad se conserve la alegría, la vivacidad, la serenidad y una gran riqueza de intereses.

Stockbyte/Stockbyte/ThinkstockLos hombres y mujeres que hoy tienen alrededor de 60 años son independientes, saludables, curiosos y activos. Pertenecen a su época y la tecnología no los ha detenido. Muchos manejan la computadora, tienen celular, entretienen a los nietos con su iPad, se comunican por Skype con el hijo que está lejos, y así ven crecer a los nietos. Con sus amistades se mantienen al tanto por e-mail o por Facebook y algunos son adictos al Twitter.

A esta edad la mujer tiene un papel activo y muchas ocupan lugares sobresalientes en el mundo laboral, en la sociedad y en las esferas del poder. Ella ha vivido como su madre nunca lo imaginó. La ola del feminismo abrió varios caminos, las mujeres aprendimos a diseñar nuestras vidas y tomamos decisiones propias. Este cambio no ha sido fácil y todavía plantea alternativas y retos.

Llega la jubilación

Uno de los cambios de tipo social que ocurren en el adulto mayor es la jubilación. Las reacciones ante esta etapa son muy variadas. Hay quien se abandona al reposo como si por fin hubiera alcanzado la meta. Hay quien la ve como el regreso a una vida satisfactoria. También hay quien se dedica a múltiples tareas. Con la llegada de la jubilación no se acaba la vida, y la sabiduría radica en prepararse a tiempo para este momento.

¿Quién decide cuándo se es mayor?

En la vida de las personas sólo unos cuantos acontecimientos tienen generalmente un plazo fijo: el nacimiento, el ingreso a la escuela, el derecho al voto y la jubilación; mientras que todos los demás son impredecibles o totalmente subjetivos: la pubertad, la carrera, el matrimonio, la paternidad, ser abuelos, la viudez e incluso la muerte.

Sin embargo, todos estos acontecimientos contribuyen en forma importante a determinar las características y el desarrollo de las personas. Hay jóvenes que parecen viejos y hay adultos mayores joviales. La verdad es que nadie es realmente viejo si sabe llevar bien sus años.

La vida: eso que sucede a cada instante

Quienes comprenden que la edad madura es la consecuencia natural de toda la existencia pasada y que debe aceptarse como una evolución necesaria, se sentirán realmente vivos y capaces de llevar a cabo varias actividades. El artesano, el comerciante, el escritor, el campesino, el ama de casa y los profesionistas independientes no tienen fecha para dejar sus labores y pueden continuarlas mientras lo deseen. Estos trabajadores son afortunados porque no tienen que pasar por la crisis de la jubilación. Son personas muy activas y a menudo las más longevas y satisfechas. En su trabajo hallan un motivo para mantenerse activos y para seguir con su estilo de vida.

A seguir aprendiendo

Es importante proponerte una rutina diaria que incluya actividades que te permitan seguir desarrollando habilidades básicas para tu bienestar físico, intelectual y psicológico; por ejemplo, caminar todos los días o leer un periódico para estar al tanto de lo que sucede en el mundo.  Encender la computadora y navegar en Internet para viajar con la mente y la imaginación.

Seres sociales

Algo muy importante es que no pierdas las habilidades sociales, tanto las que requieren de la presencia física como las virtuales. No importa la etapa en la que te encuentres, la socialización es básica. Los seres humanos necesitamos estar conectados porque nuestro bienestar depende de las redes sociales en las que estemos integrados. Por eso, es recomendable mantener intereses compartidos y establecer contacto afectivo con otras personas.

Durante esta etapa los amigos se convierten en compañeros de camino y en cómplices que entienden los cambios que estamos pasando, sobre todo cuando el nido queda vacío. Platica con la gente que te rodea, da amor y recibe amor y así, en lugar de languidecer, tu vida florecerá.

También podría gustarte
Comentarios