Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

8 Llaves para el éxito

Para lograr tener una actitud positiva se requiere de haber tenido la dicha de gozar de una formación en la que la Motivación ocupara un primer lugar.

Si desde pequeños nuestros logros fueron reconocidos, cada uno
de ellos alimentaban nuestra seguridad y moldeaban poco a poco nuestra personalidad. Si por el contrario, sólo recibimos comentarios negativos, lo más probable es que seamos unas personas inseguras, amargadas y con profundos rencores hacia todos los que nos rodean.
Pero ese no es el fin, aunque hayas tenido esa mala experiencia, puedes revertirla y así como los atletas logran romper récords, tú también puedes romper con la inercia del fracaso seguro.

 

Un buen motivo

Día a día debes tener un motivo que te haga sentir la ilusión de vivir a plenitud. Evita tener contacto con personas o situaciones negativas que impidan tu desarrollo como ser humano. Es suficiente el trabajo que ya tienes con tus propias limitaciones, para cargar todavía con las limitaciones de los demás.

En origen, todo ser humano es perfecto y como tal debe lograr todo lo que se proponga, ¡debe ser un triunfador!

Desgraciadamente, la misma sociedad se ha encargado de reprogramarnos y llenarnos de prejuicios
y condicionamientos que nos convierten en seres inseguros, frustrados e incapaces de triunfar.

 

Depende de ti

El éxito y la felicidad están al alcance de cualquiera de nosotros, el éxito es una jornada continua hacia el logro de metas predeterminadas y valiosas.

Todo depende de ti, sigue tu intuición y visualízate como una triunfadora, define cuál será tu destino. En el preciso momento en que lo definas, en ese mismo instante, así como los aviones y/o los barcos, los motores y las brújulas de tu vida te conducirán a él; cada uno de nosotros existen dos diferentes entidades interactuando:

1. La entidad menor: es la parte “negativa”, esa parte oscura que nos autodestruye y nos orilla a una vida de miseria y desolación.

2. La entidad mayor: es la parte de nosotros que habita en el subconsciente y se hace presente a través de las conocidas corazonadas o intuiciones que nos dirigen a seguir adelante, para lograr cada vez más triunfos.

Eres lo que eres y estás en donde estás por lo que has puesto en tu mente, pero puedes cambiar lo que eres y puedes cambiar en donde estás, cambiando lo que pongas en tu mente.

El éxito puede ser diferente para cada uno de nosotros, sin esto implicar que un éxito sea más valioso o mejor que otro. Lo importante es que todo lo que hagas para lograr el éxito que deseas, lo hagas a plenitud, al 100%, no a medias. Deja la mediocridad en el diccionario.

Lo primero que se nos debe enseñar es a ser felices, disfrutar el aquí y el ahora de cada día de nuestras vidas y no pensar que la felicidad está al final de los caminos, sino que está en el andar de estos caminos; en la vida diaria.

 

Las 8 llaves para el éxito

1. Entusiasmo. Esta palabra proviene del griego “entheos”, que significa dentro de Dios. Se afirmaba en la antigüedad que toda persona entusiasta llevaba en su interior a Dios. Sé como los niños llenos de vitalidad y entusiasmo para jugar y ser felices.

2. Fe. Tener fe significa creer en algo que nos dará algo bueno.
Cada día debes tener fe en ti misma de que lograrás todo lo que te propongas.


3. Entrega. Procura que en todos los actos de tu vida te entregues en cuerpo y alma.

4. Pasión. Todo lo que realices, hazlo con pasión, al 100%.

5. Estrategia. Agenda tu vida, es decir, planea tus objetivos a corto,
mediano y largo plazo. Plásmalos en un papel que puedas poner en un
lugar visible y no pierdas contacto con él.

6. Acción. Empieza ahora mismo, no dejes nada para mañana.

7. Energía. Para tener energía es necesario que recuerdes que como ser holístico que eres, debes lograr un equilibrio en tu mente, tu cuerpo y tu espíritu. Aléjate del tabaco, el alcohol, de las drogas y de todos los excesos en general.

8. No desistas. Nunca dejes de intentar, si fallas, vuelve a intentar. Eres una triunfadora y como tal, siempre existirán caminos diferentes para lograr tus objetivos.

También podría gustarte
Comentarios