Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

¡A cuidar el agua en la ciudad!

El objetivo del Día Mundial del Agua es centrar la atención internacional acerca del impacto del rápido crecimiento de la población urbana, la industrialización y la incertidumbre causada por el cambio climático, los conflictos y los desastres naturales sobre los sistemas urbanos de abastecimiento de agua.

El tema de este año, Agua para las ciudades: respondiendo al desafío urbano, tiene por objeto poner de relieve y alentar a los gobiernos, las organizaciones, comunidades y personas a participar activamente para responder al desafío de la gestión del agua urbana.

¿Qué pasa en la Ciudad de México?
El crecimiento de la ciudad y la dilapidación de los bosques están relacionados con el desabasto de agua. El proceso natural de recuperación (la lluvia escurre por las hojas de los árboles hasta el suelo, infiltrándose por el subsuelo hasta llegar a los depósitos naturales), no puede llevarse a cabo en la mayor parte del terreno metropolitano, debido a que está cubierto de cemento y pavimento. Como consecuencia, el agua de lluvia llega al drenaje y se mezcla con las aguas negras.

El estilo de vida urbano, la falta de una cultura de conservación de agua y las deficiencias en el sistema inducen al uso desproporcionado, así como a su derroche. Además, la distribución del agua es desigual: en algunas zonas se utiliza casi el doble del promedio, mientras que en otras se dispone de 40 litros o menos por persona.

iStockphoto/Thinkstock

Fuentes de abastecimiento
El agua de la Ciudad de México proviene de tres fuentes:
El 47 por ciento se extrae del subsuelo del Valle de México.
El 41 por ciento se importa de las cuencas de los ríos Lerma y Cutzamala.
El 12 por ciento restante proviene de manantiales y otras fuentes superficiales ubicadas al interior de la cuenca, como el Río Magdalena.

Consejos generales
• Al instalar accesorios ahorradores de agua, podrás ahorrar hasta un 40 por ciento del líquido.
• Para detectar fugas de agua en el hogar, observa el medidor por un periodo de dos horas, mientras nadie esté en casa. Si la aguja continúa dando vueltas, significa que existe una fuga.
• Apoya a los autolavados que reutilizan el agua.
• Repara las fugas y goteras en cuanto las detectes. Esto incluye grifos, llaves, mangueras o sanitarios.
• Acostúmbrate a monitorear tu gasto de agua, apoyándote en tus recibos.
• Si detectas una fuga de agua en la calle, repórtala inmediatamente.

También podría gustarte
Comentarios