Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Ablactación y papillas

El bebé podrá comenzar a ingerir sus primeros alimentos sólidos cuando:
• Haya duplicado el peso que tenía al nacer, o pese por lo menos 6 kilos.

• Le des lactancia al seno materno ocho veces al día o tome más de un litro de fórmula diariamente.

• Pueda controlar su cabeza y cuello.

• Se siente con apoyo.

• Te demuestre tener apetito con frecuencia.

Por lo general, estos cambios se presentan de los cuatro a los seis meses de edad. Selecciona un cereal como primer alimento sólido (en el artículo de Los cereales infantiles encontrarás información al respecto), también puedes darle una fruta molida como manzana o pera raspada con una cucharita. Poco a poco tu bebé se irá acostumbrando a ingerir alimentos semisólidos y a comerlos con cuchara.

Una vez que se haya acostumbrado a comer cereal, podrás servirle dos o tres cucharadas dos veces al día.
El cereal de trigo puede ser alergénico, por lo que se recomienda que sea el último que le des y no antes de los seis meses. No pongas el cereal en el biberón, acostumbra a tu bebé a comerlo con cuchara. No lo fuerces a comer cuando ya no desea, él te lo manifestará al voltear la cabeza.

Después de los cereales y la fruta, puedes comenzar a darle alimentos vegetales como: espinacas, acelgas, calabacitas y zanahorias, entre otros. Al igual que con los cereales, debes introducir estos alimentos de uno a uno y mantenerlos de tres a cuatro días para observar si el bebé rechaza alguno de ellos. El pequeño estará listo para iniciar cuando haya probado todas las frutas y vegetales.

Al aprender a masticar

Es común que cuando tu bebé comience a comer purés o papillas empuje la comida hacia fuera, lo que indica que aún está en etapa de succión; cuando ya no lo haga, es que está listo para masticar y conforme le vayan brotando los dientes, lo hará mejor. A los siete meses lo hará en forma más adecuada, a los nueve puedes incluir en su dieta carne suave y a los diez carne picada. Evita la carne deshebrada por que es muy difícil de tragar.

Favorece la dentición

Cada bebé vive la dentición de forma diferente. Para algunos pequeños puede ser una experiencia traumática, por el dolor que causa la irritación de la encía por la presión del diente que está intentando brotar. Para evitar esta molestia dale a tu bebé mordederas no comestibles como: aros de plástico congelados o lienzos de tela fríos. También puedes dar masaje con tu dedo, previamente limpio. Las mordederas comestibles que le puedes dar al pequeño son: un plátano congelado en un palito, a manera de paleta o trozos grandes de pan duro, de trigo o de centeno.

Alimentarse por sí solo

Este es uno de los grandes pasos que tu pequeño dará para volverse independiente. Debes tener paciencia y animarlo en cada aventura. El bebé demuestra su interés en alimentarse por sí solo: al poner su mano sobre la tuya cuando lo estas alimentando y en ocasiones tratará de arrebatarte la cuchara. Es recomendable que sirvas sus alimentos en plato hondo.

También podría gustarte
Comentarios