Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Acciones “verdes” en este regreso a clases

1. No compres de más
Para los niños es súper emocionante comprar y preparar sus útiles escolares. Pero comprar de más es contraproducente para el medio ambiente. Antes de adquirir todo lo que viene en la lista de la escuela, revisa lo que tienes del año anterior y verifica si se puede reutilizar. Las medidas no han cambiado de junio a la fecha, así que no será necesario comprar una regla nueva. Los lápices siguen sirviendo perfectamente aunque estén a la mitad y las gomas seguirán borrando aunque ya estén más pequeñas.
iStockphoto/Thinkstock
2. Prefiere lo reciclado
¿Vas a comprar un paquete de hojas blancas para la impresora? Prefiere las que son de papel reciclado. Con un árbol, se hacen 8,300 hojas, o sea que un paquete de 500 hojas —que se gasta muy rápido— utiliza el 6% de un árbol. Si tienes tres hijos y los motivas a usar papel reciclado, en un año puedes salvar hasta 3 árboles. Por si estos datos no te movieron el tapete, considera que el papel reciclado reduce el consumo de energía, produce menos gases invernadero y menos emisiones de partículas. Pero lo reciclado no sólo tiene que ver con el papel; también hay mochilas y otros productos elaborados con materiales reciclados. Antes de comprar investiga de qué están hechos y qué fueron en su otra vida.
Stockbyte/Thinkstock
3. También piensa en reutilizar
En muchas escuelas ya están fomentando el esquema de comprar los libros usados; incluso la escuela cobra una “renta” por el uso del libro. Esto, además de ser amigable con el medio ambiente fomenta en los niños el respeto y buen uso de los libros. Si la escuela a la que acuden tus hijos no tienen un programa así, propónselos tú. Quizás para este año no sea posible, pero para el próximo sí.
iStockphoto/Thinkstock
4. ¿Transporte escolar obligatorio?
Es un tema muy polémico en muchos casos, pero si lo vemos desde el punto de vista de qué es mejor para el medio ambiente, la respuesta y la decisión debería ser sencilla. Entre las discusiones más efervescentes está el costo adicional que se debe pagar por este servicio, y es comprensible; sin embargo aquí deberíamos ver también el costo que hay detrás de las consecuencias de no hacerlo. Si todos nos comprometemos con la conservación de nuestro planeta, pronto el tomar las decisiones correctas de consumo dejarán de ser un lujo.
Comstock/Thinkstock
5. La lonchera

Los beneficios de hacer el lunch en casa van más allá de cuidar la salud de nuestros hijos. Prefiere utilizar recipientes plásticos que reutilices todos los días en lugar de las bolsas de plástico para el sándwich. También prefiere los termos con agua preparada en casa a las botellas de bebidas comerciales y en lugar de servilletas de papel, considera usar servilletas de tela. Con estas simples acciones disminuirás la cantidad de basura que tu hijo genera.
Brand X Pictures/Thinkstock
Involucra a tus hijos en el proceso de cambiar los hábitos de consumo. Explícales las razones por las que están cambiando y diles cuál es el impacto de las acciones que ellos podrían ver como un sacrificio. De esta manera ellos se sentirán orgullosos de participar y podrán explicarles a sus compañeros lo que se hace en casa… ¡En una de esas logras generar una reacción en cadena!

También podría gustarte
Comentarios