Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Ahorra en productos para el cabello

George Doyle/Stockbyte/Thinkstock
Como una avellana
Aprende a pensar en una avellana cuando viertas los productos para el cabello en tu mano. La cantidad que necesitas de shampoo equivale (si tu cabello es promedio en cuanto a cantidad y longitud) al volumen exacto de esa semilla.
Poner más significa un desperdicio inútil de productos para el cabello. Además, definitivamente es mejor para tu cabello usar en cantidad moderada un buen producto, que suele ser más caro, a usar productos corrientes y desperdiciarlos. Y para ahorrar aún más, una vez a la semana usa como acondicionador una mezcla de vinagre blanco y agua, en partes iguales.

DATO CURIOSO
¿Sabes cuál es el origen de la palabra shampoo, castellanizada algunas veces como champú?
Deriva de la palabra champó, que en la India significa “masaje” (se refiere al movimiento que se hace en el cuero cabelludo al aplicar el producto).
El shampoo comercial fue inventado en los Estados Unidos en la década de 1930. Su creador fue el químico John Breck, quien lo puso a la venta en botellas de vidrio. No tardó en ser imitado por muchos otros industriales y, en los años 40 los frascos de vidrio fueron sustituidos por recipientes de plástico.

 

Te recomendamos los siguientes artículos para que puedas tener más noción de los productos para el cabello:

Productos para un cabello hermoso

Alta tecnología para tu cabello

Mascarillas naturales para tu cabello

 

También podría gustarte
Comentarios