Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

¿Al pendiente o absorbente?

La escena es la siguiente: tu automóvil está en el taller mecánico y tu pareja se ofrece a recogerte en tu oficina, en tanto resuelves tu problema. Una vez que dispones nuevamente de tu medio de transporte, él vuelve a su rutina normal apenas se asegura de que el auto ha quedado en perfectas condiciones, no obstante, está dispuesto a apoyarte cuando lo considere necesario, sólo tienes que avisarle. En este caso la situación es clara, hay un verdadero interés por facilitarte la solución de algo que te agobia.

Otro caso se desarrolla así: Cada vez que su esposa sale a alguna reunión, su esposo no deja de llamarla por teléfono para saber en dónde está; ella no dispone de automóvil, pues con el pretexto de que hay que evitar que se ponga tensa, su pareja se encarga de dejarla y recogerla en cada lugar que visita; lo que podemos descubrir es un caso de un hombre muy absorbente con su esposa.

De acuerdo a la especialista en psicología, Cecilia Amézquita, la intención con que lo hacemos es la mejor guía para darnos cuenta de qué manera actuamos: “Si hacemos un análisis muy claro de aquello que nos mueve a tomar ciertas actitudes, tendremos muy claro si realmente queremos estar al pendiente de otra persona o deseamos asegurarnos de qué es lo que hace para que en un momento dado podamos intervenir y que todas sus acciones estén bajo nuestro control”.

Si no hay confianza…

Una relación amorosa debe estar basada en la confianza mutua y en la comunicación, entre otros valores que son de suma importancia, pero en el tema que abordamos, las dos son vitales, ya que como afirma la especialista, lo que inspira a alguien a querer saber cada detalle de la vida del otro es que hay duda acerca de si es honesto, si está igualmente involucrado en la relación y por supuesto si no existe alguien más de su interés que pueda poner en riesgo su vida de pareja.

Y agrega: “Quienes son absorbentes pueden tener un problema de autoestima que demuestran al poner en duda todas las acciones que su pareja realiza. Temen que si algo se sale de su control pueden estar abriendo puertas que los inquieten y los lleven a abandonar la relación, pero sin planteárselo, es justamente lo que están haciendo porque quien es sometido a este tipo de situaciones termina por sentirse agobiado, pierde el interés por su pareja y la mayoría están destinadas al fracaso”.

De frente contigo misma

Quienes han pasado por esta situación perciben que están en un error, aún cuando traten de convencerse así mismas de que lo único que desean es procurar el bienestar de su pareja. “Desde el momento en que una acción que se supone persigue el bien de otro, está sujeta a una justificación, es porque no tiene un origen sano. Por ejemplo, una mujer que revisa los bolsillos del pantalón o el saco del marido con la ‘sana’ intención de asegurarse que no se vaya dentro ningún papel importante a la tintorería y revisa uno a uno para enterarse del contenido, bien podría pedirle a él que llevara a cabo dicha inspección. Esta última opción es una muestra de confianza y respeto por la privacidad del compañero”, afirma la psicóloga Cecilia Amézquita.

Propiciar un encuentro contigo misma para cuestionarte acerca de las razones que te llevan a actuar de manera absorbente con tu esposo, es el principio para poder cambiar esta actitud.

La solución a este problema depende de varios puntos, uno de ellos es estar dispuesta a trabajar en los puntos desfavorables que hayas encontrado. Si te sientes temerosa hacia tu relación, lo mejor es establecer una comunicación sana y respetuosa con tu pareja a fin de que juntos busquen una solución que te devuelva la seguridad. Al igual que te sientes insatisfecha con la visión de tu propia existencia, organiza tus planes y llévalos a cabo.

Puedes empezar con pequeños cambios como respetar la privacidad de tu pareja, darle espacio para que se desenvuelva con libertad en los distintos grupos en los que se desenvuelve y establezcas una comunicación cálida con él. La mayor certeza que puedes tener es saber que su permanencia a tu lado no es producto de la casualidad, en realidad él ha elegido compartir su vida, sus ilusiones y el sueño de encontrarse al final del camino, juntos.

También podría gustarte
Comentarios