Un portal realizado por y para mujeres con temas de moda, belleza, sexualidad, pareja, embarazo, hogar, trivias, consejos y mucho más

Alcanza tus metas financieras

Ahorrar, disminuir la deuda, ganar más… Todos estos son propósitos muy válidos. Pero, ¿cómo planeas hacerlos realidad? He aquí algunas estrategias y trucos para ayudarte.

AHORRO

Antes que nada, ahorra. Cuando recibas tu salario, antes de pagar la hipoteca, antes de hacer las compras, antes de que pase algo… Retira una cantidad fija y transfiérela a tu cuenta de ahorros. Ahorra todos los meses.

Guarda el cambio. Los “redondeos” generan contribuciones millonarias para causas caritativas. Conviértete en tu propia causa. Paga solo con billetes, guarda todo el cambio y destínalo a cumplir tu meta.

Ahorra tus bonos, aguinaldo y cualquier ingreso adicional. Si obtienes un aumento de sueldo, sigue viviendo como lo hacías antes, y guarda la diferencia. Resiste el impulso de “quemarte” comisiones, bonos o cualquier tipo de ingreso extraordinario que obtengas.

DEUDA

Evita la deuda. Te sorprenderá saber que muchas personas pudientes pagan siempre en efectivo y evitan la deuda (excepto en artículos mayores como casas o autos). En vez de “pedir prestado” el dinero para pagar el artículo (que es realmente lo que hacemos al pagar con una tarjeta de crédito), esperan a tener lo suficiente para pagar el artículo en efectivo. Si quieren beneficiarse de los puntos, pagan con tarjeta y hacen el pago de inmediato.

No te limites a revisar tasas de interés.  El CAT es un indicador del costo anual de un financiamiento, y se formuló para poder comparar fácilmente entre los diferentes productos de las instituciones financieras.

Consigue una tarjeta de débito. Por una sencilla razón: no te permitirá gastar más de lo que ingreses.

CONSUMO INTELIGENTE

Analiza las temporadas. Ahora es el mejor momento de buscar boletos de avión a precios reducidos para el resto del año, gadgets, y autos del año pasado. Con una planeación cuidadosa y una buena observación, puedes beneficiarte de las ofertas especiales que hacen los establecimientos a lo largo del año y surtirte de los artículos que necesitas cuando los precios bajan.

Investiga y compara. Para cualquier compra onerosa, llama o visita a varios vendedores, agencias de autos o aerolíneas.

Aprende a negociar. Si estás por hacer una inversión mayor, como la compra de una casa o auto, o un contrato de renta, prepárate para negociar. Recuerda que los vendedores generalmente tienen cierto margen para negociar o pueden “regalarte” algunos extras: servicios de mantenimiento, acabados, pago de escrituración. Aprende a hacer una sencilla pregunta: “¿Hay forma de obtener mejor precio?” Nada se pierde con preguntar, y podrías sorprenderte de los resultados.

Cuida lo tuyo. Es impresionante cuánto pueden durar los artículos de buena calidad: electrodomésticos, línea blanca, muebles y por supuesto, automóviles, si se les cuida y da el mantenimiento adecuado. El mantenimiento del hogar también es importante. Atiende a las humedades antes de que se conviertan en problemas mayores, y más costosos. Limpia regularmente los ductos de agua de tu azotea, limpia tu refrigerador regularmente y “purga” el boiler conforme las instrucciones del fabricante. Con ello no solo prolongas su vida útil, sino que sostienes su valor de reventa.

También podría gustarte
Comentarios